•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tania Verónica Muñoz Pavón, a quien condenaron junto a su hermana Olesia Muñoz tras su participación en las protestas iniciadas en abril del año pasado, ya se encuentra en su casa con su familia en Niquinohomo, luego de ser excarcelada este lunes junto a otros 99 manifestantes. 

A Tania y Olesia Muñoz las condenaron por los delitos de terrorismo, crimen organizado, entorpecimiento de servicios públicos, amenazas, robo agravado, y portación de armas de fuego.

Según la policía, Tania Muñoz de 46 años, es “una delincuente” que mantuvo secuestradas las calles a través de barricadas en el municipio de Niquinohomo.

La fiscalía responsabilizó a las hermanas Muñoz de “quemar y saquear” instituciones del Estado, así como de incendiar la casa municipal y torturar a miembros del partido oficialista.  

Antes de ser capturada Tania Muñoz ofrecía servicios pastorales en el coro de la parroquia de Santa Ana, en Niquinohomo, además es delegada de la palabra en la comunidad El Portillo y trabajaba en una tienda de un mercado de Managua, según sus familiares.   

Las hermanas muñoz habían recibido el año pasado medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) luego de que fueron agredidas en sus celdas por hombres encapuchados tras solidarizarse con la comerciante Irlanda Jerez cuando pretendían trasladarla a una celda de máxima seguridad. 

 Tania y Olesia Muñoz además eran parte de un grupo de seis mujeres que dentro de la cárcel La Esperanza mantenían una protesta para exigir que sacaran del aislamiento a la periodista Lucía Pineda Ubau. 

El Ministerio de Gobernación anunció hoy la liberación de 100 manifestantes luego de que La Alianza Cívica reiterara que no retomaría las negociaciones del diálogo hasta que el Ejecutivo liberara a todos los manifestantes que aparecen en la lista conciliada por la Cruz Roja Internacional.  

La Alianza Cívica hoy también llamó a los distintos sectores a consensuar un para nacional para exigir la liberación definitiva de los “presos políticos”.