•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El juicio contra siete estudiantes de León que participaron en las protestas antigubernamentales y que son acusados por terrorismo, de los cuales cuatro se encuentran excarcelados, fue reprogramado por quinta vez este martes.  

El juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua, Melvin Leopoldo Vargas García, reprogramó el juicio para Nahiroby Olivas, Byron Corea Estrada y Víctor Obando Valverde, a quienes el Sistema Penitenciario Nacional (SPN) no trasladó al Complejo Judicial Central Managua.

En el mismo juicio también son procesados Levis Artola Rugama, Juan Pablo Alvarado, Luis Hernández Quiroz y Yaritza Rostrán Mairena, quienes están bajo el régimen de convivencia familiar. 

Byron Estrada y Nahiroby Olivas / Archivo En la resolución donde se reprograma el juicio para el próximo 14 de junio a las nueve de la mañana, el juez Melvin  Vargas suspende el plazo máximo de duración del proceso y atribuye la reprogramación a la “fuerza mayor”.

La abogada Karla Siquiera de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quien ejerce la defensa de Nahiroby Olivas, aseguró que esta es la quinta vez que este juicio se reprograma en el periodo que comprende entre febrero y mayo del año en curso.

Al salir del Complejo Judicial Central Managua, Jaqueline Valdivia, madre de Nahiroby Olivas, fue asediada por dos oficiales de Policía, quienes le inculpaban porque supuestamente estaba filmando o tomando fotografías dentro del recinto judicial.

Las dos oficiales mujeres siguieron a Jaqueline Valdivia cuando se dirigía al portón cinco, ubicado en el costado oeste del Complejo Judicial Central Managua. La mamá de Nahiroby Olivas al ser requerida por las dos oficiales de Policía rechazó el señalamiento formulado en su contra y les aclaró que lo que hacía con su teléfono era revisar comunicaciones que había recibido y que no había podido responder.

Las dos agentes policiales desistieron del asedio ante la presencia de los periodistas.

Nahiroby Olivas y Byron Corea Estrada, también enfrentan cargos por asesinato agravado en otra causa en perjuicio de Cristian Emilio Cadenas, estudiante universitario que murió calcinado el 20 de abril del 2018 cuando desconocidos le prendieron fuego al recinto universitario CUUN en León.

Los hechos por los cuales los jóvenes leoneses son acusados acontecieron en el contexto de las protestas antigubernamentales del año 2018.