•  |
  •  |
  • END

Abogando por los ex rezadores ahora en huelga de hambre, representantes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, ayer interpusieron una carta en la residencia y despacho partidista del presidente Daniel Ortega, cuyo gobierno los manipuló políticamente y ahora no quiere pagar lo que les prometieron.

“Estamos solicitando al presidente Ortega que dé respuesta a los adultos mayores que permanecen en huelga de hambre, ya que además de las promesas de pago para estas personas, él es responsable directo por el respeto de los derechos humanos de todos los nicaragüenses”, dijo Carla Sequeira, coordinadora de asesoría legal de la CPDH.

Indicó que, en este caso, hay insensibilidad por parte del gobierno, violentando el derecho a la salud y a la integridad física de este grupo de pobladores a quienes, bajo promesas de pago, se les usó por varios meses portando banderas y los eslóganes políticos de la actual Administración en la intemperie de las diferentes rotondas de la capital. El único beneficio que estas personas recibieron fue la alimentación.

Hoy se cumplen el noveno día en que unas 23 personas --mujeres y varones de hasta 86 años--, permanecen en huelga de hambre en las cercanías de la residencia del mandatario.

Por su parte, una docena de policías están vigilantes, impidiéndoles apostarse más cerca de la vía de ingreso del mandatario, mientras la salud de estas personas se deteriora rápidamente.

Según Sequeira, la CPDH también solicitó a la Cruz Roja de Managua que se haga presente para que sus especialistas den seguimiento al estado de salud de estas personas, que tienen más de una semana de ingerir únicamente líquidos.