•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A partir de las últimas dos semanas de mayo se empezará a sentir un comportamiento más fuerte de la temporada lluviosa, acompañado con descargas eléctricas y fuertes vientos, aseguró el meteorólogo Agustín Moreira.

Dijo que en el transcurso de esta semana habrán fuertes lluvias con riesgo de escorrentías que podrían provocar algunas inundaciones, las que serían provocadas por una actividad en el océano Pacífico, que afectan la zona de Centroamérica.

Actualmente un área de baja presión frente a las costas del Pacífico, entre Costa Rica y Nicaragua, tiene 50% de probabilidad de convertirse en un fenómeno más fuerte en los próximos cuatro días, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami.

“Desarrollo gradual de este sistema es posible a finales de esta semana, mientras que la perturbación serpentea sobre el extremo este del Pacífico norte”, precisa el boletín de esta institución.

El invierno se ha venido estableciendo a finales de la segunda semana de mayo, desde entonces, las lluvias han aumentado gradualmente, explicó Moreira.  

Las temperaturas han disminuido bastante en áreas como Madriz y Nueva Segovia. En Estelí, Jinotega y Matagalpa también los calores han bajado.

“Eso indica que tenemos un ambiente bastante favorable debido a movimientos de humedad y nubes”, explicó.  

Moreira precisó que una  onda tropical estará arribando a más tardar el sábado o domingo y posiblemente genere lluvias en el territorio nacional.

INFLUENCIA DE EL NIÑO

El fenómeno de El Niño ha influido para que las lluvias se concentren principalmente en el Pacífico, explicó Moreira, y señaló que las precipitaciones comenzaron con más dinámica en el Pacífico, norte y parte central del país y no en el Caribe.

En este sentido, El Niño podría provocar variaciones no muy fuertes en las precipitaciones porque es débil. Las próximas semanas el invierno estaría tomando normalidad en todo el país, reiteró Moreira.