•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres (Sinapred) declaró este miércoles alerta amarrilla para el Pacífico de Nicaragua y alerta verde para la zona central del país debido a que un sistema de baja presión está generando fuertes lluvias en estas zonas del país.

De acuerdo con declaraciones de Marcio Baca, director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), el sistema de baja presión ha evolucionado en la última semana y generará lluvias en gran parte del territorio del país.

“En estos momentos, ella no va a estar mostrando movimiento, va a estar oscilando a nuestras costas durante unos días. No se está previendo una evolución en ella, es decir un fortalecimiento, pero sí va a crear condiciones de intrusión de mucha humedad principalmente para la región del Pacífico, además de las zonas centrales y norte", declaró Marcio Baca a través de medios del Gobierno.  

Según Guillermo González, director del Sinapred, el sistema de baja presión se comenzó a desarrollar desde ayer en la zona costera del Pacífico, cuyos primeros efectos ya se han comenzado a sentir, fundamentalmente en los departamentos del sur del país.

De acuerdo con Marcio Baca, a las once de la mañana ya habían caído 80 milímetros de lluvia en el departamento de Rivas, lo que es considerado como abundante.

“Vamos a vigilar muy de cerca este sistema de baja presión que lo vamos a tener durante varios días. Vamos a tener mucha humedad con la presencia de lluvias, que básicamente van estarse presentando en horas de la tarde y de la noche”, explicó Marcio Baca.

La alerta amarrilla es para los departamentos de Chinandega, León, Managua, Carazo, Masaya Granda y Rivas.

Nicaragua podría sufrir fuertes lluvias esta semana / Archivo Para todos los departamentos de la región central, el Sinapred declaró alerta verde.

Según Guillermo González, la alerta amarilla significa estar preparados para una eventual evacuación en el caso de registrarse una emergencia especialmente en los puntos críticos del país ante desastres naturales.  

Segun el meteorólogo Agustín Moreira, a partir de las últimas dos semanas de mayo se empezará a sentir un comportamiento más fuerte de la temporada lluviosa, acompañado con descargas eléctricas y fuertes vientos.