• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Pedro José Gutiérrez González, de 38 años, quien recibió una paliza por parte de miembros de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE), el día de la muerte de Eddy Montes en la cárcel Modelo, resultó con golpes en los brazos, la espalda, le dañaron una prótesis y necesita con urgencia atención médica, denunció su esposa.

La esposa de Gutiérrez, Verónica Ordoñez, afirmó que durante la visita especial que les otorgaron a los familiares de los manifestantes presos, pudo constatar el estado de su marido, quien tiene discapacidad motora en la pierna derecha.

María Oviedo, abogada del equipo de defensores de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), detalló que Gutiérrez está detenido desde el 4 de julio del 2018 y que el 16 de mayo de este año fue brutalmente golpeado cuando los privados de libertad ya estaban reducidos por los DOE y sin que se opusiera resistencia.

Verónica Ordoñez, esposa del manifestante. Bismarck Picado/END

“Agredieron con tonfas (palos policiales) a todos los privados de libertad que estaban en las instalaciones de las galerías 16 y 17, del Sistema Penitenciario”, dijo la doctora Oviedo, quien interpuso una solicitud de atención médica para Gutiérrez, en el Juzgado Noveno Penal de Juicio, donde está radicado su proceso.

También pidió una revisión de la prótesis de Gutiérrez González, que aparentemente fue dañada durante la acción policial, por lo que es urgente que sea remitido a un centro asistencial para ser valorado por un médico.

“Esperamos que el judicial dé la orden al SNP para que sea remitido a un centro asistencial y le sea permitido reponer la prótesis dañada, que le imposibilita poder trasladarse y caminar sin mucha dificultad dentro del penal”, comentó la doctora Oviedo.

Ordoñez detalló que el proceso comenzó en julio del año pasado y a partir de octubre el juicio está detenido y no han resuelto nada, tras las reprogramaciones.

“Él fue golpeado a pesar de su discapacidad y necesitamos que sus derechos como persona sean respetados”, agregó Ordoñez, señalando que su marido está tras las rejas por el simple hecho de ser auto convocado que participó en las marchas y por eso el 4 de julio se lo llevaron de su trabajo.