• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El ciudadano de iniciales E. L. M., de 56 años, llegó este domingo a la iglesia San Agustín, en Managua, nervioso y denunciando que cuando se trasladaba a ese templo para apoyar una manifestación organizada por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), agentes policiales y civiles armados lo retuvieron, golpearon, robaron y desnudaron.

El manifestante, originario de Tisma, Masaya, decidió llegar hasta Managua para apoyar la convocatoria de la UNAB; sin embargo, asegura que cuando circulaba en el sector de La Vicky, en Managua, sujetos armados y agentes de la Policía lo interceptaron y lo subieron a una camioneta color crema.

“Me tiraron como cerdo a la tina, me ponían las botas en mi cuerpo, como queriéndome tapar, me comenzaron a desnudar y quitar todo lo que andaba, me tiraron encima un manto azul, después no supe”, declaró el manifestante.

Manifestantes en la Catedral de Managua, este domingo. Óscar Sánchez/END

Abandonado en la carretera

Al hombre lo dejaron, según su testimonio, cerca de la carretera que va para Diriamba, Carazo. Tuvo que caminar hasta llegar a una casa donde pidió auxilio y le ayudaron con ropa. En otra le dieron zapatos y luego le garantizaron transportarse hasta la iglesia San Agustín.

“Me dejaron por la carretera que va para Diriamba, me quitaron toda la ropa y me dejaron en calzoncillos. Tuve que caminar mucho, me acerqué a una casa y las muchachas que me vieron se asustaron, les dije que me habían detenido, que me habían quitado todo, que me habían quitado mi cédula, mi licencia, mi carné del seguro y mis centavos, unos 200 pesos (córdobas). Ellos me dieron ropa y otra señora me dio estos zapatos”, relató el denunciante.

E. L. M. indicó que la ropa que le quitaron los oficiales era una camisa manga larga celeste y un pantalón color gris, además de sus zapatos.

Los miembros de la UNAB ayudaron al ciudadano, quien dijo haber quedado sin un solo córdoba y sin celular para comunicarse.

Luego, al manifestante lo llevaron a una estación de transporte interurbano, para abordar un bus y trasladarse hasta su casa.

“Yo venía a apoyar la manifestación, venía a unirme, a exigir la libertad de todos los presos políticos, con otros dos compañeros, de ellos me separé cuando vimos muchos policías, no supe qué pasó con ellos, quedamos de vernos en el mercado Roberto Huembes”, explicó el manifestante.

Agregó que tiene temor de ser buscado por la Policía Nacional con las identificaciones que le quitaron, por lo que aseguró que si llega a sucederle algo a él o a su familia será responsabilidad de las autoridades de Nicaragua.

El ciudadano recibió ropa que le proporcionaron dos familias en la carretera. Jorge Ortega/END

La UNAB reportó la noche del domingo que durante la jornada de manifestaciones en Managua preliminarmente registraron tres personas heridas y siete desaparecidas, de las cuales cuatro aparecieron al caer la tarde.

En la noche del domingo la Policía Nacional no había emitido ningún reporte oficial sobre detenciones durante las manifestaciones organizadas por la UNAB.