• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las protestas organizadas el domingo dejaron al menos a siete personas detenidas, de las cuales liberaron a cuatro. Hubo tres lesionados, uno por impacto de bala de goma y dos con fuertes golpes de chibolas, según un reporte de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

Ante un inusual despliegue policial, la UNAB optó por suspender la mañana del domingo una marcha, pero convocó a piquetes exprés, los cuales ocurrieron en la Catedral de Managua y la iglesia San Agustín, también en la capital.

El acoso policial impidió que la UNAB realizara su marcha como lo había planeado hacer desde la embajada de México hasta Metrocentro, ya que la ruta amaneció sitiada por docenas de agentes antidisturbios, luego de que la institución policial indicara que “no autorizaba” la manifestación.

Los opositores decidieron expresar su descontento con el Gobierno de Nicaragua desde la Catedral de Managua y en el templo de la iglesia Católica San Agustín.

Los miembros de la UNAB confirmaron que, ante el excesivo despliegue policial, tuvieron que decidir hacer un “cambio de movilización”, por lo cual una hora antes de la salida establecida para marchar, llamaron a los nicaragüenses a que realizaran piquetes, desde lugares donde se sintieran seguros, para evitar más desapariciones y detenciones ilegales.

En el plantón de protesta en la Catedral de Managua participó un grupo de excarcelados, que están bajo el régimen de convivencia familiar o casa por cárcel y aún esperan su liberación y anulación de los expedientes acusatorios.

“Estamos aquí por la memoria de don Eddy Montes (a quien un custodio mató a balazo en la cárcel Modelo) y por la libertad de nuestros hermanos que siguen presos corriendo riesgos, enfrentando hambre, sed”, dijo el excarcelado de iniciales RM.

RM manifestó que participar en el plantón lo deja en una situación “difícil”, pero mantiene la disposición de respaldar las protestas antigubernamentales.

“Estamos casa por cárcel y nos arriesgamos a que nos puedan agarrar o que lleguen a nuestras casas a buscarnos y vean que no estamos, pero aquí seguimos para apoyar la lucha cívica”, añadió.

En la iglesia San Agustín se congregaron los miembros de la UNAB y algunos ciudadanos que portaban banderas de Nicaragua, confites, carteles y globos azul y blanco.

Jerry Estrada, miembro del Consejo Político de la UNAB, indicó al iniciar la manifestación que, como no se les permitía marchar en las calles, lo harían en el parqueo de la iglesia San Agustín.

Los manifestantes entonaron las notas del Himno Nacional y empezaron a entonar consignas. Algunos de los universitarios que acompañaron la manifestación en la iglesia San Agustín aseguraron que se unían a marchar porque están cansados de que sus derechos sean violentados, porque quieren una Nicaragua libre y democrática, exigen justicia para cada uno de los nicaragüenses que fueron asesinados durante las protestas y quieren libertad para los manifestantes que permanecen encarcelados.

En la iglesia San Agustín, aunque la policía no hizo ninguna detonación, se registraron detenciones en el sector de La Vicky y la Casa del Café. Un ciudadano de iniciales E.M.L., de 56 años, que conversó con El Nuevo Diario, denunció que había sido detenido, golpeado, robado y desnudado por agentes de la Policía y sujetos armados que, luego de subirlo a una camioneta color crema, lo abandonaron en el sector de carretera Diriamba, sin sus pertenencias y en calzoncillos.

Protestan en la catedral

Los excarcelados portaban en el predio de la catedral un cartel exigiendo justicia por la muerte del manifestante preso Eddy Montes, y también hicieron ver que han formado la Unión de Presas y Presos Políticos de Nicaragua (UPPN).

“La UPPN es la Unión de Presas y Presos Políticos de Nicaragua que se ha formado con el fin de dar seguimiento y reorganizar a todos los excarcelados y presos políticos, exigiendo la libertad de nuestros amigos, hermanos que siguen en La Modelo”, expresó por su parte el excarcelado Darwin Espinoza.

Disparan “chibolas”

En el desarrollo de la protesta en la catedral, El Nuevo Diario constató que varias personas fueron impactadas por chibolas (canicas de vidrio).

Los manifestantes indicaban que los artefactos eran disparados por policías o parapolicías, que se apostaron en la autopista aledaña. Un joven fue impactado en la frente, cerca de su ojo izquierdo, y una mujer fue alcanzada en su pecho, sin que le ocasionara una herida.

Algunos excarcelador participaron en la protesta en la Catedral de Managua. Óscar Sánchez/END

No obstante, los jóvenes continuaron exigiendo al Gobierno que “cumpla con los acuerdos que ha firmado. No podemos dejar la lucha, sigue habiendo encarcelaciones, sigue habiendo muertos. Sigue la violación de derechos humanos y la represión, no quieren dejar expresarse al pueblo”, coincidieron los jóvenes al momento de protestar

Sobre las manifestaciones, Carlos Tünnermann, del equipo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, dijo que “sería deplorable que el Gobierno tome nuevas represalias contra esos jóvenes excarcelados, de hacerlo, eso contribuiría a deteriorar aún más su imagen”.

La actitud de esos muchachos, valoró Tünnermann, “releva que la disposición a seguir en la lucha no se ha disminuido por el hecho de que estuvieron encarcelados en el pasado reciente”.