•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega pospuso en dos ocasiones un encuentro con el presidente de China Taiwan, Ma Ying-jeou, durante la toma de posesión del mandatario salvadoreño Mauricio Funes, informó la prensa de Taipei.

El diario Taipei Times publicó un amplio reportaje sobre el incidente, que despertó especulaciones políticas sobre si Ortega plantó a propósito al mandatario de la isla para acercarse a China Continental.

El portavoz oficial de la presidencial de Wang Yu-chi, que acompañó al presidente Ma en su gira a Centroamérica, dijo a la prensa que la reunión bilateral había sido programada inicialmente para las 4:30 de la tarde del pasado lunes en San Salvador, pero que fue pospuesta hasta las 6:30 de la tarde.

Luego la delegación taiwanesa fue informada de que Ortega no podría atenderla hasta las 9:00 de la noche. El presidente Ma decidió entonces suspender la cita por lo inconveniente de la hora, dijo el portavoz presidencial, quien desechó las especulaciones políticas locales que interpretaron la acción de Ortega como la ruptura de la política de la diplomacia del dólar de Taiwan a algunos países en desarrollo.

Ortega arribó tarde a la toma de posesión de Funes y participó en actos públicos del izquierdista partido ganador Frente Farabundo Martí para Liberación Nacional (FMLN).

El funcionario presidencial de Taipei minimizó el hecho y dijo que no había problemas con la cancelación de la cita bilateral, y anunció que el presidente Ma viajaría este mes o el próximo a Centroamérica y establecería reuniones con sus aliados de la región.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwan, Henry Chen, dijo que los lazos con Nicaragua “seguían siendo fuertes”, y agregó que era muy común que los funcionarios de América Latina fueran impuntuales.

“A veces ellos programa una cita para cenar a las siete, pero ocasionalmente dan las nueve de la noche y todavía no se ve a ninguna persona en la mesa”, dijo el vocero, quien de paso reiteró que el presidente taiwanés tendría otra oportunidad de reunirse con Ortega para tratar asuntos de cooperación bilateral.

Consultados por los medios locales, algunos políticos chinos criticaron la acción y calificaron al presidente Ma como “un diplomático ignorado”.

El gobierno nicaragüense cambió lazos diplomáticos de Taipei a Pekín en 1985, para luego restablecer solamente lazos con Taipei en 1990, durante la ascensión de Violeta Chamorro al poder tras derrotar en elecciones a Daniel Ortega.

La prensa local recordó que Ortega, en la campaña electoral de 2006, dijo que reasumiría lazos con Pekín si fuese elegido, pero después de su victoria que lo llevó a asumir el mando en 2007, le reiteró al presidente Chen Shui-bian que Nicaragua mantendría relaciones diplomáticas con Taiwan, país que hasta esa fecha había aportado en inversiones y cooperación más de 230 millones de dólares, precisó Taipei Times.

Apenas un día después del incidente, ayer mismo, el gobierno de Taiwan donó a Nicaragua 950 mil dólares para el programa alimentario Hambre Cero.

El embajador de Taiwan, Chin-Mu Wu, declaró que con esta donación su país está apoyando a familias campesinas y a pequeños productores nicaragüenses para que puedan producir la tierra y no solamente satisfacer sus necesidades, y que con ella se pueda aumentar la producción nacional.