• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los nicaragüenses encuestados por CID Gallup creen que un cambio de gobierno garantizaría el retorno de la normalidad en Nicaragua, tras el estallido de la crisis, en abril de 2018.

La firma consultó a las personas con la siguiente pregunta: ¿Cuándo cree que habrá normalidad en el país: cuando haya elecciones o cuando Daniel Ortega salga del poder?

El 35% respondió que la normalidad se recuperará cuando haya elecciones y el 41% opinó que eso será posible cuando el actual mandatario, Daniel Ortega, deje el poder.

Los nicas consultados, 1,205 en todo el territorio nacional, no señalan cómo debería ser el cambio de gobierno, pero sí consideran que lo mejor es que el actual mandatario deje el poder.

El estudio, realizado entre el 7 y el 21 de mayo de este año, refleja que un 76% de la población considera que la normalidad se alcanzará con un “cambio en el timón” en el país.

Un pequeño porcentaje (12%) percibe que ya las cosas están normales.

En enero de 2019, 9 meses después de haber surgido la actual crisis sociopolítica, un 34% consideraba que la normalidad llegaría con un cambio de presidente, mientras que un 31% consideraba que con las elecciones y 20% manifestaba que la situación estaba normal.

Evalúan gestión

La gestión del Gobierno también se evaluó en el estudio, que tardó 14 días en poder realizarse, según CID Gallup por las constantes interferencias de las autoridades.

En este punto, la mayoría absoluta opina que el mandatario desempeña mal o muy mal sus labores.

Los sandinistas y personas que indican tener la situación económica de sus familias mejor que el año pasado tienen la mayor probabilidad de opinar bien de la gestión gubernamental.

Daniel Ortega. Archivo/END

Un 54% dice que su desempeño es muy mal, otro 24% lo califica como mal y un 22% no lo califica ni bien ni mal.

Al evaluar la gestión de Ortega con otros mandatarios, su desempeño, al igual que el de Violeta Barrios de Chamorro (1990 – 1997).

Un 54% considera que es muy mal, mientras que un 47% califica de muy mal también al de Chamorro.

CID Gallup hace hincapié en que la expresidenta tuvo que presidir durante la reconstrucción del país, después de la década revolucionaria de los años 80.