• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El llamado "efecto Nate" no existe, sentencia el meteorólogo del Centro Humboltd, Agustín Moreira.

En las redes sociales de Nicaragua muchas personas publican que las actuales lluvias obedecen a un denominado “efecto Nate”, algo inexistente, de acuerdo con Moreira.

El experto recordó que en octubre de 2017 se formó en el océano Atlántico una tormenta tropical que se llamó Nate, la cual ingresó a Nicaragua por mar Caribe.

Aquel fenómeno provocó constantes lluvias y dejó al menos 16 muertos en Nicaragua.

Pero en la actualidad, indicó Moreira, no es correcto decir que Nicaragua está bajo el “efecto Nate”.

Ese término ni siquiera está contemplado en el Centro Nacional de Huracanes, que es la organización rectora de fenómenos atmosféricos.

Lo que sucedió con Nate es que auqella tormenta se desplazó cerca de Nicaragua, con dirección norte hacia el Golfo de Honduras. Simultáneamente apareció o se formó un área de baja presión cerca del océano Pacífico sur, frente a Nicaragua, precisó Moreira.

No obstante, el experto aclaró que eran dos fenómenos independientes.

"Lo que sucedió es que Nate siguió avanzando hacia el Golfo de Honduras y la baja presión en el Pacífico sur, parecida a la que tenemos ahora, se mantuvo semi estacionada y provocó muchas lluvias", explicó.

Subrayó que ahora no se puede hablar que exista un “efecto Nate” afectando a Nicaragua, porque no existe meteorológicamente.

Nicaragua sigue bajo intensas lluvias en el Pacífico y el Caribe.Bismarck Picado/END

Dicho efecto supuestamente consiste en que Nate atrajo los vientos del Oeste hacia el Este y permitió que las lluvias afectarán el Pacífico sur.

"Ese fenómeno Nate no tenía la intensidad de huracán, por la tanto no tenía fuerza para ser atrayente de un área de baja presión", explicó.

Precisó que por esa razón el CNH tiene separado a los huracanes del Pacífico y los del Atlántico.

"En la historia solamente huracanes del Caribe han cruzado al Pacífico y cuando eso pasa los nombres de los fenómenos cambian. Por lo tanto, el Centro Nacional de Huracanes no menciona nada sobre un tal ‘efecto Nate’, no podemos mencionar nada", afirmó.

Moreira indicó que el CNH sí reconoce la existencia del fenómeno del "giro centroamericano", un movimiento normal que presentan los sistemas de bajas presiones para esta época del año, y que ha estado provocando lluvias en Nicaragua.