• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Una abogada de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció este sábado que un tribunal dio por cerrado una denuncia por tortura introducida contra las autoridades de la cárcel Modelo, en perjuicio de los manifestantes Fredrych Castillo Huete, Francisco Sequeira y Jeffrey Jarquín.

La situación la dio a conocer Verónica Nieto, quien pertenece al equipo de defensores de la CPDH y, en representación de los tres afectados, denunció el caso ante el Tribunal de Apelaciones de Managua, instancia que –según dijo- no tomó acciones por el incumplimiento del Sistema Penitenciario Nacional (SPN) en acatar las órdenes judiciales de exhibición personal.

La doctora Verónica Nieto, de CPDH, representó a las víctimas para denunciar la golpiza. Archivo/END

“CPDH puso un recurso de exhibición personal por el caso de tortura donde se encontraba Fredrych Castillo Huete, Francisco Sequeira y Jeffrey Isaac Jarquín, pero el Sistema Penitenciario hizo caso omiso a los oficios enviados por la sala I del Tribunal de Apelaciones”, dijo la doctora Nieto.

No investigan

La abogada defensora señala que, ante tal situación, introdujo un escrito de impulso procesal a fin de que el tribunal se pronunciara o resolviera sobre el informe, por la falta de acatamiento del SPN, siendo que constitucionalmente los mandatos judiciales son de ineludible cumplimiento.

“Lo sorprendente es que (mientras aún estaban en espera de respuesta) el 20 de mayo resolvió el cierre del caso, alegando falta de impulso procesal, esto a pesar de que en el expediente se evidencia que CPDH sí impulsó la causa, pidiendo que el tribunal resolviera sobre la negativa del SPN, y contrario a dar una respuesta, cerró el caso. Este caso es una forma más que el gobierno usa para no investigar a sus funcionarios públicos”, argumentó Nieto.

La abogada destacó que el Tribunal de Apelaciones es el único que tenía que realizar actuaciones y girar un oficio para que enviaran a los privados de libertad afectados a una valoración al Instituto de Medicina Legal (IML).

“No obstante, también CPDH interpuso (el 29 de marzo) una denuncia ante el Ministerio Público por tortura, de la cual hasta el momento no se ha realizado ninguna investigación ni se nos ha notificado a la representación legal de los afectados”, alega Nieto.

El objetivo de la acusación era que la entidad investigara las denuncias de los privados de libertad en contra del director del área de máxima seguridad y otros funcionarios del complejo penal que ordenaron o participaron en una golpiza denunciada por los detenidos.

Frederich Castillo se encuentra entre los jóvenes que fueron golpeados en "La Modelo". Archivo/END

Incumplimiento

Por su experiencia en la defensa de los protestantes presos, Nieto indicó que los tribunales no admiten la mayoría de los recursos de exhibición personal interpuestos por la persona agraviada o los familiares de estos.

“La institución encargada no muestra intención de investigar y los jueces de las audiencias tampoco ponen atención a los recursos de exhibición personal. Es una forma más de decir que no les interesa tomarlo en cuenta en las relaciones de prueba o en la toma de medidas cautelares”, dijo Nieto.

El caso de tortura fue denunciado por los privados de libertad luego de que el 8 de marzo varios resultaran golpeados por protestar ante las condiciones inhumanas en que están los manifestantes presos de máxima seguridad.

Fredrych Castillo Huete, uno de los afectados, denunció que un grupo de funcionarios entraron violentamente a su celda de El Infiernillo, le pusieron grilletes y los guardias, tomando las cadenas, lo arrastraron por el pasillo hasta otra celda donde a él, a Sequeira y Jarquín los colgaron de cabeza para comenzar a golpearlos.

A Jarquín, incluso, lo hicieron vomitar sangre en ese momento. Luego mandaron a traer tijeras y comenzaron a recortarles el cabello mientras se burlaban de ellos, indica la denuncia.

En la actualidad, Castillo Huete es un excarcelado que ha denunciado violaciones a los derechos humanos mientras estuvo en prisión.

Por este tipo de casos, representantes del SPN no brindan declaraciones.