• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El 56% de los nicaragüenses considera que la píldora para la mañana siguiente es un anticonceptivo que debería ser adquirido a través de recetas médicas en el país, según una encuesta recientemente publicada por la firma CID Gallup.

Según la firma encuestadora, un 56% de quienes apoyan la idea de venderla bajo receta médica son personas con estudios superiores.

El 59% de las personas que tienen apenas un nivel de estudios secundarios también consideran positivo que se venda con receta.

Otro segmento, el 52% de los que están de acuerdo, cursaron solamente educación primaria.

No es método anticonceptivo

La píldora para la mañana siguiente no es un método de planificación, es un anticonceptivo de emergencia que se utiliza para prevenir un embarazo después de una relación sexual.

END

El médico ginecólogo, Carlos Navarrete, explicó que estas pastillas actualmente son de venta libre en el país.

“Hasta en las pulperías hay, incluso, hay una ultra que es de una sola dosis”, dijo el médico especialista.

La pastilla crea en la paciente una especie de “legrado hormonal” y evita el embarazo cuando se toma en las primeras 24 horas.

Si la paciente la toma después de ese tiempo, la pastilla no tiene ningún efecto y corre el riesgo de un embarazo cuando el espermatozoide ya ha alcanzado el óvulo, señaló el médico.

Rechazan su uso

Como un dato interesante, la encuesta de CID Gallup reveló que a mayor nivel de educación, las personas rechazan la venta de este anticonceptivo en el país.

En términos generales, el 31% de los encuestados no están de acuerdo que en nuestro país se pueda recetar la pastilla anticonceptiva de la mañana siguiente.

El 36% de las personas encuestadas que rechazan venderla bajo receta tienen un nivel de educación superior, revela la encuesta que fue realizada entre el 7 y el 21 de mayo pasado.

El 33% que no apoya la posibilidad de que la pastilla de la mañana siguiente se pueda recetar tienen estudios secundarios; y el 29% alcanzaron solo estudios de primaria.

Este sector de los nicaragüenses que no está de acuerdo que se pueda recetar esta pastilla posiblemente esté apoyado por la “dirigencia de la Iglesia católica, y ello puede ser un factor que esté también influyendo en su rechazo”, señala CID Gallup.

El doctor Navarrete explicó que estas pastillas son de “altas dosis hormonales” y que su uso constante o de forma prolongada puede tener trastornos hormonales en la persona que las toma.

“Ovarios poliquísticos, sangrado uterino anormales, también la paciente puede padecer de acné, puede haber obesidad y trastornos tiroideos, por eso no es recomendable usarla como un método anticonceptivo, y a largo plazo va a disminuir la fertilidad de las pacientes”, explicó el especialista.

Según el médico, las “pacientes jóvenes” son las que más usan esta píldora.