• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La pérdida de biodiversidad y la contaminación con desechos sólidos serán los temas centrales que discutirá la empresa privada y distintas organizaciones conservacionistas, en un encuentro en conmemoración del Día Mundial del Medioambiente.

Mario Amador, gerente del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA) y director de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin) invitó a la población a seguir el desarrollo de la Feria Nacional de la Tierra 2019, evento que desarrollan en conjunto con la organización Jóvenes Ambientalistas y en el que discutirán la situación ambiental actual del país.

Amador, quien el año pasado asumió la presidencia de la feria, indicó que como empresarios están apoyando los esfuerzos de conservación que se hacen desde las oenegés.

Por su parte, el ambientalista Raomir Manzanares, afirmó que este 7 y 8 de junio se llevará a cabo la feria en el Hotel Granada. Afirmó que el objetivo es llamar la atención para preservar el medioambiente.

Detalló que para eso contarán con las presencia de 92 expositores, tanto del sector privado, Estado y academia. Precisó que tendrán atención veterinaria gratuita. A las personas que lleven una buena cantidad de botellas plásticas se les dará un vaso de vidrio. Además realizarán avistamientos de aves en las Isletas de Granada.

Manzanares aseguró que la pérdida de biodiversidad en el país es crítica y por eso abordarán este tema. Otro tema que profundizarán será el de los desechos plásticos, ya que a nivel mundial el exceso de estos ha provocado una emergencia ambiental, destacó.

Cada 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medioambiente. Fue establecido por las Naciones Unidas en 1972 con el objetivo de tomar acciones concretas en contra de la destrucción del planeta.

El director regional de ONU Medio Ambiente para América Latina y el Caribe, Leo Heileman, habló en una entrevista con Acan-Efe en la Ciudad de Panamá sobre cómo el desarrollo humano y la demografía está impulsando la contaminación en todos los aspectos, incluido el aire, que es ahora mismo el mayor desafío ambiental para la salud humana.

Según la ONU, el aire contaminado mata prematuramente a 800 personas cada hora en el planeta. En las Américas, más de 300,000 personas mueren cada año a causa de la mala calidad del aire. Todo nuestro cuerpo, de la cabeza a los pies, resulta afectado cuando inhalamos gases venenosos que circulan en el aire de nuestras ciudades y campos. No hay región en la tierra que se libre de este mal, que causa un cuarto de los casos de embolia, cáncer de pulmón y enfermedades del corazón.