• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Dos transportistas de Rivas que por falta de pasajeros no laboraron durante el paro nacional convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia el pasado 23 de mayo, fueron multados por el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) y amenazados con cancelarles su concesión.

La amonestación fue emitida el 29 de mayo en contra de los transportistas René Villarreal y Tito Zamora, a quienes además de aplicarles una multa de 300 córdobas, les advirtieron que se les cancelará sus respectivas concesiones en caso de una “reincidencia”.

Ambos transportistas confirmaron a El Nuevo Diario, que la amonestación la recibieron este martes cuatro de junio y que hoy procedieron a introducir un recurso de apelación ante el MTI, debido a que ellos sacaron sus unidades que cubren la ruta expresa entre San Jorge, Rivas y Managua, pero debido a la falta de pasajeros desistieron viajar hasta la capital.

Tito Zamora explicó que su bus salió del puerto de San Jorge a las 7:15 de la mañana del jueves 23 de mayo, pero como solo llevaba tres pasajeros, los pasó a un bus ruteado.

“Tengo pruebas que salí a esa hora para cumplir con mi itinerario, pero como solo llevaba tres pasajeros, opté por cruzarlos a un bus de ruta ordinaria, cuando llegué al sector norte de la rotonda de Rivas”, explicó el transportista Tito Zamora.

Según el transportista, la decisión de cruzar pasajeros a otros buses, es algo que usualmente ponen en práctica cuando una de las unidades va con tres o cuatro pasajeros.

El transportista René Villarreal dice que aunque el 23 de mayo llegó a cumplir con su horario de trabajo, no había demanda de pasajeros. Foto: Lesber Quintero/END

“En estos casos dónde hay una mínima demanda de usuarios, lo que se acostumbra es pasar a los pasajeros a buses ordinarios, que aunque también van vacíos, tienen la ventaja de ir subiendo y bajando a personas en el trayecto, pero ese día que no fuimos a Managua no habían inspectores del MTI, para explicarles la situación”, detalló Zamora.

El transportista René Villarreal dice que aunque el 23 de mayo llegó a cumplir con su horario de trabajo, no había demanda de pasajeros.

“Apenas salí con 4 pasajeros y con eso no cubría ni el 75% del gasto de combustible ya que para ir a Managua se requiere de C$ 2,650 y por eso al pasar por Rivas, acordé cruzar a los usuarios al bus ordinario, como se acostumbra hacer en estos casos”, explicó el transportista.

Según René Villarreal, históricamente la demanda de pasajeros es totalmente mínima en días festivos y más cuando se anuncia paro nacional, porque la gente no sale, sin embargo el 23 de mayo él llegó a prestar su servicio, razón por la cual va imponer el recurso de apelación.