• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El embajador de EE. UU. en la Organización de Estados Americanos, Carlos Trujillo, dijo durante una reciente visita a Miami que cualquier país miembro de la organización continental que invoque el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) puede decidir qué ayuda quiere y recordó que en el pasado ese acuerdo se ha utilizado para asuntos humanitarios y militares.

Trujillo indicó la semana pasada, que Gustavo Tarre Briceño, representante de Venezuela ante la OEA, debe manifestar la voluntad de Juan Guaidó con respecto a las medidas y discusiones que se llevarán a cabo sobre el TIAR.

Por otra parte, una organización del exilio venezolano en Miami pidió a Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, que viaje a Washington para pedir formalmente a la OEA la aplicación del tratado.

El TIAR, también conocido como Tratado de Río, es un pacto de defensa mutua entre los países de la OEA que existe desde 1947. Nicaragua lo firmó en 1948, pero se retiró en 2012, el mismo año que Venezuela, sin embargo, la Asamblea Nacional venezolana inició la semana pasada el proceso de reingreso.

Este pacto debería aplicarse “dada la invasión que tiene Venezuela de cubanos castristas, rusos, chinos e iraníes”, dice José Colina, presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), en una carta abierta dirigida a Guaidó.

Al pedir “respetuosamente” a Guaidó que evalué la posibilidad de efectuar una visita a EE. UU., Colina le sugiere que, en caso de hacerla, aproveche también para reunirse con el presidente Donald Trump.

El presidente “ha sido nuestro principal aliado desde que usted tomo la decisión de asumir la Presidencia interina de Venezuela, cumpliendo lo que establece nuestra constitución nacional”, señala el líder de Veppex.

En la carta, Colina recuerda que Trump y la OEA, a través de su secretario general, Luis Almagro, han sido “los aliados más importantes que ha tenido el pueblo venezolano en esta lucha contra la tiranía”.

“Consideramos necesario que se reúna con ellos para trazar estrategias y para agradecer todo el apoyo brindado”, concluye Colina.

El TIAR tiene como fin asegurar la paz por todos los medios posibles, proveer ayuda recíproca efectiva para hacer frente a los ataques armados contra cualquier estado americano y conjurar las amenazas de agresión contra cualquiera de ellos.

Plenario de la Organización de Estados Americanos. Archivo/END

La Administración Trump ha revalidado su apoyo a Guaidó permanentemente y ha advertido al gobierno de Nicolás Maduro que se atenga a las consecuencias si actúa contra él. Además, ha impuesto sanciones contra las principales figuras del Gobierno y el partido chavista y estrechado el cerco económico.

El presidente Trump también ha manifestado, que en el caso de Venezuela, todas las opciones están sobre la mesa.