• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH), continuó documentando en mayo nuevos patrones de represión que incluyen las “amenazas y toma de represalias contra negocios que se sumaron al paro nacional del 23 de mayo”.

Este hecho fue tomado en cuenta por la CIDH como otro de los patrones de la represión en Nicaragua, que atraviesa una crisis desde el 18 de abril de 2018, según un boletín informativo del mes de mayo.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), contabiliza al menos 19 pequeñas y medianas farmacias notificadas del cierre por parte del Ministerio de Salud (Minsa), tras haber participado en el paro convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

El monitoreo realizado en mayo por el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), un órgano de la CIDH, revela que en todo ese mes también continuaron los actos de hostigamiento y detenciones arbitrarias de personas excarceladas.

“Personas excarceladas serían detenidas nuevamente y se les estarían imputando delitos comunes”, confirmó el Meseni, que subrayó la persistencia de detenciones arbitrarias contra personas que intentan manifestarse o son identificadas como opositoras al Gobierno.

La CIDH en el boletín de mayo que aborda la situación de derechos humanos en Nicaragua, confirma que no han habido cambios en la “persistencia del estado policial y ocupación del espacio público para evitar protestas sociales”.

Concentración en catedral de Managua. Óscar Sánchez/END.

El pasado 26 de mayo, la Policía Nacional negó a la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), un permiso para realizar una manifestación.

Seguimiento a exiliados

Por otro lado, aprovechando las visitas de trabajo que el pasado 19 y 24 de mayo realizó el comisionado Joel Hernández a Costa Rica y a Honduras, el Meseni dio seguimiento a la situación de los nicaragüenses en estos países.

En ambas visitas el representante de la CIDH recibió abundante información sobre las causas que llevaron a las personas a huir de su país, teniendo que enfrentar en el camino “obstáculos y riesgos”, así como tener que afrontar “nuevos patrones de la represión estatal, incluso más allá de las fronteras”.

A la fecha, se estima que unos 62,000 nicaragüenses tuvieron que huir a otros países producto de la represión en Nicaragua.

Sobre privados de libertad

Al mes de mayo, el Meseni recibió información de que las personas privadas de libertad que se encuentran en las cárceles La Modelo y La Esperanza continúan en precarias condiciones penitenciarias, debido a que son sometidos a “racionamiento de luz, agua y alimentos”.

En este boletín informativo, la CIDH reiteró su condena a los hechos violentos del pasado 16 de mayo que dejó la muerte en la cárcel La Modelo del ciudadano nicaragüense-estadounidense, Eddy Montes Praslin.

Tras conocerse de la muerte de Eddy Antonio Montes Praslín se han producido algunos brotes de protesta. EFE/END.

“Como consecuencia de lo ocurrido, la Alianza Cívica se retiró de la mesa de la negociación”, señala la CIDH en el boletín.

La crisis que atraviesa Nicaragua a la fecha ha dejado 326 personas asesinadas, entre ellos 24 niñas, niños y adolescentes, y 21 policías; más de 2,000 heridos y más de 700 personas sometidas a procesos penales.

Al respecto, la CIDH espera que Estado responda a las diversas solicitudes de información remitidas y los reiterados llamados para cotejar los datos sobre las víctimas de la crisis, entre ellas, personas detenidas y fallecidas.

La CIDH también continuó mostrando preocupación respecto al programa de trabajo para “consolidar estabilidad y paz en Nicaragua” anunciado el 22 de mayo por el Gobierno, pues no incluye temas que deben ser prioridad.

La restitución inmediata de personerías jurídicas a organizaciones de la sociedad civil, el escrutinio internacional con presencia del Meseni, de la CIDH y la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas de Derechos Humanos (Oacnudh), y la devolución de bienes a medios de comunicación afectados por retenciones de su materia prima.