•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cardenal Leopoldo José Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y arzobispo de Managua, dijo este domingo que la Ley de Amnistía, aprobada por la Asamblea Nacional, debió ser consultada con las familias afectadas antes de su aprobación. 

"Hay muchas amnistías que se han aprobado en Nicaragua y habría que analizar los resultados han tenido. Una ley es como un planta que florece y crece con partes positivas y negativas, la interpretación nos va a dar a nosotros la razón", expresó el cardenal Brenes luego de haber celebrado una eucaristía de confirmaciones en la Parroquia Espíritu Santo de Managua. 

Según el cardenal, la Ley de Amnistía debió de ser consultada con más tiempo a los familiares de las víctimas de la crisis, para obtener mejores resultados. 

"A como decía el papa Francisco, muchas acciones que hacemos meramente apresuradas no llegan a efecto, hubiera sido positivo que se le hubiera dado más tiempo y con calma a una ley tan trascendente como una amnistía", explicó el religioso.

La Ley de Amnistía fue aprobada con 70 votos a favor, 15 en contra y cero abstenciones.  

Diputados de Nicaragua aprueban Ley de Amnistía / Oscar Sánchez

Brenes espera que con la aprobación de esta ley puedan ser liberados de forma definitiva todas las personas que han sido detenidas en el contexto de la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua desde el 18 de abril del año pasado y que ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio, intimidación y persecución por haber participado en las protestas.   

“Los frutos nos darán la razón, que salgan todos los prisioneros dará alegría para todas las familias, ojalá que esta ley no afecte y que todos los que han sido privados de libertad puedan vivir libremente en su país", enfatizó el cardenal. 

El cardenal Leopoldo Brenes /  Archivo

La ley de Amnistía entrará en vigencia a partir de su publicación en La Gaceta, diario oficial y establece que “las autoridades competentes no iniciarán procesos de investigación, deberán cerrar los procesos administrativos iniciados y los procesos penales”, para “perdonar” a las personas involucradas en los hechos ocurridos desde el 18 de abril del 2018.