• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El ex procurador general Alberto Novoa explica que la recién aprobada Ley de Amnistía es la medida final del Gobierno para encubrir, al menos ante el sistema judicial actual, a quienes cometieron diversos delitos en contra de la población que participó en las protestas antigubernamentales que iniciaron en abril del año pasado.

“Esta es una Ley de Amnistía vista desde una sola cara, un solo ángulo y un solo objetivo que es la impunidad para quienes materialmente cometieron los delitos y para los directores de la comisión de esos delitos”, afirma Novoa.

¿Qué valoración hace sobre la aprobación de esta Ley de Amnistía?

En primer lugar, la amnistía es una figura jurídica establecida en nuestra Constitución Política y es una facultad de la Asamblea Nacional de Nicaragua, eso es desde el punto de vista formal. Desde el punto de vista material, la amnistía borra todo lo que sucedió del 18 de abril hasta el día de ayer (sábado), borra en el sentido virtual, pero no en el sentido real. Esta es una ley con la cual se está autoexcluyendo al Gobierno o sus agentes de cualquier investigación que se haga a lo interno de Nicaragua, de cualquier acto derivado de delitos comunes o delitos conexos.

Aquí cabe cualquier cosa, desde un homicidio hasta hurto, desde un asesinato hasta el secuestro o decomiso de las pertenencias de las ONG que les quitaron todos sus haberes, cabe todo, como que nunca existió eso; eso es lo que se pretende. Sin embargo, desde el punto de vista de la realidad varios organismos internacionales, entre ellos el Alto Comisionado de Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes y otros como el Mecanismo Especial de Seguimiento a Nicaragua, han visto la realidad y han elaborado sus propios dictámenes sobre lo que pasó realmente en Nicaragua, entonces esto (la ley) es un abuso de autoridad para crear impunidad.

Ocupan el abuso del poder a través de los órganos controlados por el poder material de Nicaragua como es la Asamblea Nacional para crear impunidad y dejar en total desamparo a la sociedad nicaragüense. La Constitución en su artículo 34 establece el derecho de las víctimas; sin embargo, como ya hubo una ley de atención a las víctimas o algo así, el que está perdonando, en este caso el Estado, se autorreceta la facultad de valorar quién es víctima y quién no lo es, porque en esa ley de las víctimas, habla del supuesto golpe de Estado fallido y del terrorismo, entonces ya está calificando desde ese momento que las víctimas de parte de ellos que sufrieron alguna agresión o daño esos son las únicas víctimas.

En cuanto a la situación de amenazas que hacen a las personas excarceladas de que si se vuelven a meter serán reprimidos nuevamente, este mensaje no solamente va para ellos, sino que va para toda la sociedad nicaragüense, esta Ley de Amnistía no dice que se devuelven los derechos ciudadanos conculcados de poder manifestarse, de poder exteriorizar su protesta aunque fuese de manera silenciosa o cívica, no devuelve el derecho a reunión pública, nada de eso, entonces esta es una Ley de Amnistía vista desde una sola cara, un solo ángulo y un solo objetivo que es la impunidad para quienes materialmente cometieron los delitos y para los directores de la comisión de esos delitos.

Se dice que esta ley no tiene mayor valor, debido a que los crímenes de lesa humanidad no prescriben. ¿Qué opina usted?

Sí, pero la prescripción es un acto jurídico por medio del cual el Estado se abstiene de perseguir un determinado delito cuando pasan determinada cantidad de años; por ejemplo, para hurto 5 años, para el homicidio 12 años, etc. Lo que quiero decir es que estos delitos de lesa humanidad no prescriben y pueden ser iniciados en cualquier momento de la vida de quien haya cometido el delito. Eso quiere decir que la acción penal por parte del Estado de Nicaragua queda pendiente para posteriores fechas.

¿Un estado tercero puede hacer la denuncia contra nicaragüenses que cometieron esos delitos?

Exactamente, un Estado tercero lo puede hacer ante el organismo para que se investiguen esos delitos, hasta ahora esto ha sido solamente aplicado a uno o dos países, creo que Serbia fue uno de ellos y otro fue Ruanda, pero fuera de esos no conozco otros que hayan ocupado esta vía alternativa, es más complicado desde luego.

La asociación madres de abril anunció que recurriría ante esta ley. ¿Qué pueden lograr?

Desde el punto de vista constitucional no se puede recurrir de amparo, porque se recurre de amparo ante el funcionario que ha violentado una ley constitucional, aquí lo que se tiene que recurrir es por inconstitucionalidad, pero, ¿para qué recurrir si se va a caer en el mismo sistema de poder absoluto? Va a caer en la Corte Suprema y ahí te dirán que no hay problema; entonces, yo creo que los recursos legales nacionales prácticamente están cerrados.

¿Qué pueden hacer los familiares de las víctimas para obtener justicia?

El sistema judicial nicaragüense cerró las puertas, así que tendrán que recurrir a la parte internacional.

En el pasado se han aprobado varias amnistías. ¿Con esta serían 15?

No. Según la biblioteca virtual del expresidente Enrique Bolaños ha habido 52 y esta sería la 53.

¿Qué han significado esas leyes de amnistías para la sociedad nicaragüense?

Nada. Las amnistías han sido un parche nada más, porque no se han investigado ni las causas ni a los actores, se han continuado sin investigar las responsabilidades.

¿Qué pasaría con las personas que ya tienen sentencias firmes?

Esta ley contempla tres aspectos: primero que no se va a abrir ninguna investigación por los sucesos que ocurrieron; segundo, que lo que estaba investigando se detenga la investigación, ya sea en el plano administrativo; o sea policial, o en el plano jurisdiccional; y tercero, que los que ya están condenados, a esos se va a poner en libertad. Como te explicaba, la amnistía es como que si nunca ha ocurrido nada, un total olvido, una amnesia, que es de donde se deriva la palabra amnistía, un olvido total.

¿Qué imagen queda de Nicaragua a nivel internacional con la aprobación de esta ley?

Muy deteriorada, mucho más de la que ya tenía y para esto el Gobierno está preparado para el aislamiento, inclusive para la aplicación de la Carta Democrática, que no es que no le interese; sin embargo, los efectos no serían tan contundentes como de la forma a veces mítica han querido ponerla, porque el aislamiento internacional ya lo tienen de hecho, pero que Nicaragua sea suspendida de la OEA no le obliga al organismo a romper relaciones con Nicaragua, sino que son acciones de carácter económicos como las sanciones que ya Estados Unidos ha puesto en marcha, pero de hecho, Daniel Ortega está preparado para quedar aislado.