• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El periodista Marlon Powell Sánchez, el abogado Chéster Membreño y el profesor Gabriel Putoy figuran entre los manifestantes que este lunes fueron excarcelados y recibidos con alegría en sus hogares en la ciudad de Masaya.

Durante 3 meses, Marlon Sánchez Powell estuvo en la cárcel La Modelo, en Tipitapa. Era parte de los cuatro periodistas que fueron privados de su libertad por informar y criticar al Gobierno.

“Puedo agradecer a esos organismos de prensa internacional, a esas personas que Dios ha tocado para crear conciencia de que nosotros hemos sido víctimas de la represión”, dijo Powell en su casa. Fue puesto en libertad este lunes a las 6:00 a.m., “bajo la Ley de Amnistía” aprobada por la Asamblea Nacional el sábado pasado.

Hablo con Miguel Mora

Powell reveló que el pasado martes 4 de junio se encontró con Miguel Mora, director de 100% Noticias, gracias a la Cruz Roja Internacional y al inicio ambos estaban custodiados por 15 agentes cada uno.

“Hablábamos al oído y susurrábamos de nuestra libertad. Después de eso, los de la Cruz Roja lograron que a la misma oficina donde me llevaron llegara Miguel. Nos sentamos y hablábamos, susurrábamos”, relató.

Powell dice que Mora preguntó al funcionario de la Cruz Roja sobre la posibilidad de que el Gobierno cumpliera con los acuerdos, lo que alertó a los custodios y estos pusieron fin al encuentro de los dos periodistas encarcelados.

“Él (miembro de la Cruz Roja) dijo que no le correspondía dar una respuesta, pero que esperaban que así fuera. En ese momento, los custodios irrumpieron y abrieron la puerta y nos separamos nuevamente. Seguro que había cámaras y estaban escuchando”, dice Powell.

El periodista dijo que cuando los custodios le dieron la noticia de su liberación, lo primero que hizo fue alzar su voz exigiendo justicia y libertad para toda Nicaragua.

“No me van a callar, siempre voy a seguir denunciando los crímenes de lesa humanidad que ha cometido el Gobierno, sé que Nicaragua está hecha de mucho vigor e ímpetu, vamos a seguir en esta revolución cívica”, afirmó.

Noticia fatal

En la lista de los liberados de este lunes está Chéster Membreño, quien desde una verja, viendo noticias dentro del penal, se enteró en enero pasado de la muerte de su madre Aura Cela Palacios.

“Al día siguiente que falleció mi mamá me tuvieron encerrado, me tenían sin comer. Ellos sabían que mi madre había muerto, cuando vuelvo a las celdas, un comando me dijo que mi mamá había fallecido, después en la televisión miré la noticia, me tiré bajo la puerta y con un espejito traté de ver, y pues, ya la habían enterrado; así fue como me di cuenta”, recordó Membreño, quien agradeció a los medios de comunicación por haber tomado las últimas imágenes de su progenitora.

El mismo día en que su madre era sepultada en Masaya, Membreño fue condenado a 30 años de prisión. Ayer, el manifestante fue recibido en su casa por niños, jóvenes y adultos que no paraban de llorar y abrazarlo.

El abogado excarcelado reconoció ante El Nuevo Diario que él fue quien dirigió la protesta que los manifestantes presos protagonizaron en el techo del Sistema Penitenciario Nacional.

Profesar reclamará

En el barrió indígena Monimbó, de Masaya, el profesor Gabriel Putoy llegó este lunes a su hogar después de 11 meses en prisión. Lo esperaban otros manifestantes excarcelados antes.

El maestro reprochó la Ley de Amnistía. “No acepto esa ley porque yo no he cometido ningún delito, lo único que hice fue protestar como hicieron miles de nicaragüenses, aún con toda la represión. El Gobierno no me está perdonando nada”, comentó.

Gabriel Putoy, físico y matemático de profesión, dijo que exigirá al Ministerio de Educación que se le entregue la liquidación a la que tiene derecho por sus prestaciones sociales, porque él era un trabajador del sector educación y no había sido despedido.