•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Ronald Iván Henríquez, el líder campesino de Rivas detenido en el contexto de las manifestaciones antigubernamentales, reveló este martes, después de quedar en libertad,  que fue  apresado  y acusado  de  tenencia ilegal de armas,  por negarse  a revelar nombres de dirigentes rivenses  que participaban en las protestas.

Henríquez fue liberado la madrugada de este martes con la Ley de Amnistía y fue trasladado por un vehículo de la Cruz Roja Internacional hasta la casa de su mamá, Casta Leonor Tijerino, ubicada   en la comunidad de Tolesymada, del municipio de Buenos Aires, departamento de Rivas.

El líder campesino que se “le volteó” al partido de Gobierno en el 2013, al oponerse al proyecto del canal interoceánico, llegó a su comunidad a las 6:30 a.m.,  en medio de una persistente llovizna que no evitó que sus familiares y  vecinos festejaran su retorno a la comunidad.

Al ser entrevistado por  El Nuevo Diario, Henríquez reveló que cuando la Policía llegó a realizarle una entrevista a su finca, el pasado  26 de octubre, le  propusieron “que revelara la identidad de dirigentes rivenses que promovieron manifestaciones y el tranque que se erigió en el kilómetro 108 de la Carretera Panamericana Sur “y como me negué y les dije que no conocía a las personas que me mostraban en fotos y videos,  me detuvieron y acusaron por tenencia ilegal de armas”, relató.

Comida con excremento

Según Henríquez, desde esa fecha  permaneció detenido durante 7 meses y 15 días, y aseguró que él prefería continuar preso en el  Sistema Penitenciario de Tipitapa  en vez de  quedar en libertad  con la Ley de Amnistía.

Ronald Henríquez es líder campesino en Rivas y asegura que fue apresado por no delatar a los manifestantes que levantaron tranques en ese departamento. Lesber Quintero/END“Yo era uno de los presos políticos que prefería seguir preso,  antes de salir en libertad  con la Ley de Amnistía, porque  lo que el Gobierno busca con esta ley,  es esconder sus crímenes y  conseguir un perdón para ellos”, explicó.

Detalló que desde los doce años era un arduo seguidor del partido de Gobierno  y que hasta defendía los votos en los procesos electorales, pero que al estar preso en dos ocasiones,  descubrió “las mentiras con  que gobiernan al país”.

“Primero me detuvieron en el 2013 por manifestarme pacíficamente contra el proyecto del canal interoceánico y en el 2018, por salir a demandar justicia y libertad para los nicaragüenses , y estas carceleadas  han valido la pena porque nos hemos enterado de las mentiras del Gobierno y cómo se fabrican delitos en contra de inocentes y no solo  de presos políticos, porqué  también hay reos comunes que están en el sistema penitenciario por problemas personales  con  policías,  familiares de oficiales y funcionarios públicos,  o por una mala investigación”, detalló.

El líder campesino rivense fue recibido por su familia y vecinos, pese a la persistente llovizna. Lesber Quintero/ENDDijo que también han adquirido más fuerza para levantar la bandera azul y blanco, y luchar cívicamente por una Nicaragua  libre  en la que impere la igualdad y la justicia. Aseguró que lo más duró de este capítulo de su vida, fueron los 94 días que permaneció detenido sin ver la luz del día en las antiguas  celdas de Auxilio Judicial Nacional, conocidas como El Chipote.

“Ahí no sabía cuándo era de día o de noche, pero en La Modelo también viví momentos inolvidables y uno de ellos fue cuando me llevaron comida con excrementos de ratones, virutas de aluminio y hierro, también fue víctima de dos golpizas  y en una resulté con una costilla fracturada”, confesó Henríquez.

La muerte de Eddy Montes, es algo que tampoco olvidará Henríquez, ya que aduce que era el pastor del  galerón  en el que permanecían recluidos  y “soñaba con una Nicaragua libre y en paz con un Gobierno justo y trasparente para todos los nicaragüenses y para  honrar  su memoria he elaborado  un retrato de él  en una  placa de plástico derretido”, concluyó el líder campesino.