•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 A pocas horas de salir de la cárcel, los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda exigieron que se les devuelva el canal 100% Noticias, un medio de comunicación que permanece intervenido por la Policía Nacional desde el pasado 21 de diciembre, el mismo día en que fueron detenidos. 

La liberación de los comunicadores ocurrió mientras está en el país una misión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que llegó este lunes con el objetivo de exigir la libertad de los periodistas. 

Tanto Mora como Pineda agradecieron el papel que ha jugado el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el nuncio apostólico, Waldemar Stanislaw Sommertag.

“Yo quiero agradecerle grandemente al nuncio, porque fue el único, aparte de la Cruz Roja que nos llegó a visitar. Él nos llegó a dar ánimo y nos llegó a explicar su posición, él ha sido una bendición para nosotros en este proceso”, insistió Mora.

El periodista dijo que el canal que le fue confiscado, dejando sin empleo a un número importante de trabajadores, vendrá con más poder para informar una vez que le sean devueltas las instalaciones.

Los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, a la izquierda, la esposa de Mora, Verónica Chávez. Orlando Valenzuela/END

“Espero que reconozcan que la confiscación está prohibida por la ley. Nosotros vamos a exigir que nos regresen hasta el último lápiz que había en el canal, porque estábamos trabajando cuando llegó la policía, esperamos que tengan ese poco de valor de entregar lo ajeno”, denunció Mora.

El periodista hizo un reconocimiento público al trabajo que a la fecha, en medio de la represión, han realizado los medios de comunicación independientes.

“Son un referente para todo el periodismo del mundo en momentos en que en Nicaragua la libertad de prensa es un asunto de vida o muerte”, insistió Mora.

El director ejecutivo del canal 100% Noticias, también reconoció el apoyo brindado por la SIP, cuyos delegados se encuentran en el país para sostener reuniones con diversos actores de la sociedad y que además tenían planeado visitar las cárceles si los periodistas no eran liberados. 

“Gracias, el periodismo mundial está viendo como referencia al periodismo nicaragüense. Yo le decía a la SIP, que la libertad de prensa es una cuestión de vida o muerte, no solo para el periodista, sino para todo el pueblo”, afirmó Mora.

“A los presos políticos lejos de amedrentarnos, más bien nos fortalecieron, Ortega no tiene más que adelantar elecciones, él está claro que debe salir por medio de elecciones, no es con violencia y asonadas. Nicaragua va a cambiar por la vía cívica”, sostuvo.

Por otro lado, Mora destacó el rol que ha jugado el equipo negociador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, por el apoyo brindado en momentos difíciles en los que se encontraba detenido.

Lucía estuvo aislada 

Lucia Pineda relató que le afectó más estar aislada dentro del Sistema Penitenciario La Esperanza, ya que no se le permitía relacionarse con el resto de internas, a pesar de solicitarlo en reiteradas ocasiones.

“Estaba totalmente aislada, no tenía ninguna celda vecina, no podía tener roce con las demás presas. Yo pedía que por lo menos pudiera tomar el sol con las demás”, relató Pineda.

Para poder sobrellevar la situación de aislamiento dedicó tiempo a la oración, hacer lecturas de diversos libros, entre ellos la Biblia y cultos de alabanza tres veces al día. 

“El Señor me escuchó”, expresó la comunicadora, quien recuerda el momento que su madre, Lucía Ubau, la visitó por primera vez.

“Me emocioné porque tenía como un año de no verla, emocionante, porque mi familia siempre estuvo conmigo”, dijo, mientras recordaba que ella le pedía a la jefa del penal que la dejaran de acosar con las filmaciones, porque nunca dejaron de hacerlo.

“A veces yo quería hablar con alguien y lo que hacía era predicar la palabra de Dios, a los mismos custodios, a ellos traté de respetarlos siempre, pero a uno le marca el hecho de estar sola y aislada”, recodó la periodista.

El día que fueron detenidos, Pineda transmitió en vivo a través de las redes sociales el momento en que la policía allanó el canal en horas de la noche. 

La jefa de prensa del canal 100% Noticias agradeció ante los medios de comunicación la atención brindada a su caso. 

“Cuando llegó la Cruz Roja por primera vez, yo defecaba en mi mano, porque las tuberías no servían, fue por ellos que me dieron mejor trato y condiciones”, sostuvo Lucía, tras afirmar que seguirá informando.

“Quiero encontrarme un poco con la familia y creo que también reordenar el tema del noticiero, insistir en el tema de que se nos regrese el canal para que vengan todos los colegas, quienes están desesperados por regresar. Quiero un periodismo en libertad, sin que te estén cuestionando, persiguiendo y amenazando”, exigió Pineda Ubau.