•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

María Elvira Domínguez, presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), dijo que la situación de la libertad de prensa en Nicaragua no ha tenido ningún cambio positivo, a pesar de la liberación de los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, este martes, y de Marlon Powell y Hansell Vásquez, el lunes.

Domínguez indicó que “la única forma de ver algún tipo de recuperación en el ejercicio periodístico es dejar pasar los días, ver qué pasa con estos periodistas (excarcelados), si vuelven al ejercicio del periodismo”, y si así lo hacen, ver en qué condiciones van a estar trabajando.

“Han sido liberados después de seis meses de esta situación horrible y trágica como seres humanos”, expresó Domínguez, durante el segundo día de visita de una misión internacional de la SIP a Nicaragua.

El Ministerio de Gobernación informó que la liberación de más de 106 manifestantes opositores este lunes y martes se debe al cumplimiento de lo establecido en la Ley de Amnistía No. 996, aprobada por la Asamblea Nacional el pasado 8 de junio y publicada este lunes en La Gaceta, Diario Oficial.

La presidenta de la SIP mostró su preocupación, ya que la Ley de Amnistía establece que si hay repetición o reincidencia en los motivos por los cuales fueron encarcelados o procesados los opositores, pueden volver a ser privados de libertad. 

“En el caso de los periodistas, estamos hablando que lo que estaban haciendo era ejercer el ejercicio del periodismo sobre lo que sucede en el país”, explicó.

Restitución

Domínguez considera que si el Gobierno tiene la intención de mejorar o avanzar en la libertad de prensa y del periodismo independiente en el país, sus primeros pasos deberían de enfocarse en la devolución de los materiales, equipos e instalaciones confiscadas a los medios de comunicación local. 

“Si va a haber alguna mejoría en la libertad de prensa y en el ejercicio del periodismo libre, independiente, pues deberían devolver no solamente las herramientas, los equipos, sino, los medios de comunicación que fueron clausurados; eso mostraría una buena intención de parte del Gobierno, de dar pasos hacia delante para que haya una recuperación de la libertad de prensa”, resalta Domínguez.

Retorno de periodistas exiliados

En relación a los periodistas exiliados, la presidenta de la SIP recomendó precaución, porque ellos podrían considerar volver al país, pero, por el momento no es seguro.

Lo mejor es realizar un seguimiento y monitoreo sobre la situación de los periodistas liberados, pues si ellos empezaran a ejercer otra vez, los exiliados podrían regresar. 

“Yo creo que de aquí en adelante hay que hacer un seguimiento y monitoreo muy importante para ver qué pasa con estos periodistas (Miguel y Lucía) qué pasa con ellos en el sentido de cuándo empiezan a ejercer otra vez, qué tan libremente lo pueden hacer; cómo y cuándo van a recibir nuevamente sus equipos, sus herramientas, su medio de comunicación para que desde ahí puedan ejercer el oficio del periodismo de manera independiente, libre y en ese sentido, los periodistas  que están exiliados sentirán que es posible regresar”, señaló. 

Sin embargo, por ahora “no hay ningún tipo de señal que eso pueda ocurrir, yo creo que solamente con los días o con el tiempo ellos van a poder sentir si pueden o no regresar a ejercer libremente el periodismo”, añadió. 

“Nos alegra, creo que este paso es muy importante. La SIP viene a Nicaragua principalmente a luchar para que se recupere la libertad de prensa y la libertad de expresión que ha sido años atrás y hasta ahora cercenada en el país”, mantuvo. 

SIP se reúnen con directores de medios de Nicaragua

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro ha registrado más de 500 violaciones contra el ejercicio periodístico, incluyendo agresiones, bloqueo de materiales, amenazas, censuras, muerte, entre otras. Más de 60 periodistas han salido al exilio en medio de la crisis sociopolítica, iniciada en abril de 2018.