•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La comerciante Irlanda Jerez, quien no pudo llegar el martes a su casa debido a que esta fue tomada por un grupo de civiles armados, su familia denunció que continúa siendo perseguida y asediada, a pesar de ser una de las beneficiadas por la Ley de Amnistía.

Starina Jerez, hija de la comerciante, denunció este miércoles en Twitter que los armados llegaron otra vez a buscar a su mamá “al lugar donde se estaba refugiando” desde el martes cuando fue excarcelada en un grupo de 56 personas.

“Hago responsable al gobierno de Daniel Ortega si algo le sucede a ella y los que la acompañan y si vuelven a detenerla”, denunció Starina.

Luego confirmó que Irlanda fue llevada a otro sitio más seguro para proteger su vida. “Gracias a Dios ella está en un lugar diferente, en una reunión con líderes campesinos y no la encontraron donde se refugiaba. Tendrán que trasladarla a otro sitio”, escribió su hija.

Ganímedes Jerez, hermano de la comerciante recientemente liberada, comentó que “como familia le estamos pidiendo a Irlanda que salga del país, que tememos por su vida; ella tiene mucho valor, pero no la queremos muerta”.

El hermano de la comerciante alertó sobre “cualquier acto que no sea coherente con nuestra Constitución, a nuestros principios de libertad y democracia, condenamos cualquier acción del Gobierno y de sus filas que están alineadas para reprimir, asesinar e intimidar, para provocar que la gente busque cómo salir descontrolada de este país”. 

Según Ganímedes Jerez, cuando su hermana estaba en la cárcel, nunca había dado la dirección de la casa tomada el lunes por parapolicías, por temor a acciones en su contra, pero un día antes de su liberación se vio obligada a hacerlo, porque le estaban exigiendo dar a conocer el lugar donde la entregarían.

“Justamente en la mañana, cuando se da la noticia, llegan a allanar la casa. Nadie sabía la dirección de la casa, entonces, ¿cómo se filtró la dirección? Es la gran pregunta”, manifestó Ganímedes.

La quieren viva

Irlanda Jerez pasó en la prisión 329 días tras ser detenida ilegalmente el 18 de julio de 2018. Su hermano dijo que ella podría ir a cualquier estación policial para aclarar su situación y verificar por qué la andan buscando; sin embargo, a solicitud de la familia y ante la posibilidad de ser nuevamente encarcelada, evita hacerlo.

“Nosotros la necesitamos a ella viva, nosotros no queremos un muerto en la familia, no queremos un mártir más para la patria, la necesitamos a ella íntegra”, comentó Ganímedes.

La líder y comerciante es recordada, desde antes de su detención, por llamar la desobediencia civil en el mercado Oriental. 

El hermano de la comerciante recordó que hace meses Irlanda denunció la existencia de un plan para “asesinarla” dentro de la prisión. “Estaban utilizando a reas comunes para armar una trifulca o pretender que era una trifulca y ahí buscar como ultimarla. Ahora que la Irlanda está libre, nosotros vemos con mayor intensidad el asedio, la represión y la persecución hacia ella”, insistió.