•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Simpatizantes del Gobierno atacaron a pedradas la tarde de este sábado a las personas que asistieron a una misa por el primer aniversario de la muerte de Sandor Dolmus, el monaguillo de León, quien recibió un balazo en el pecho durante las protestas antigubernamentales que estallaron en abril del año pasado.  

El grupo a fin al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido de Gobierno, lanzó piedras en la puerta norte del templo religioso, además encendieron altoparlante con música alusiva al Gobierno, que obligó a la administración del templo a cerrar la puerta principal.

Antes de ser atacada, en la catedral de León se registraba un lleno total por parte de amigos del adolescente y opositores al gobierno que portaban la bandera de Nicaragua, cantaron el himno nacional y exclamaban consignas como “era monaguillo no era delincuente”, además se recordó a Eddy Montes, el manifestante encarcelado que murió por un balazo que recibió dentro de las celdas del Sistema Penitenciario de Tipitapa, La Modelo. 

Debido al ataque, quienes se encontraban en la misa corrieron en busca de un lugar para protegerse de las piedras. Esta agresión sucedió en presencia de un fuerte contingente de agentes antidisturbios que desde antes de que iniciara la eucaristía se ubicaron alrededor de la catedral y el parque central Máximo Jerez.

Además de las muestras de solidaridad de la población durante el acto litúrgico en honor a Sandor Dolmus, también se notó la presencia de los líderes universitarios excarcelados Byron Corea y Nahiroby Olivas.

Sandor Dolmus murió el 14 de junio de 2018 al ser alcanzado en el pecho por una baladurante las protestas antigubernamentales, cuando se encontraba en una barricada junto a su familia y varios vecinos del barrio San Juan. 

El obispo de la Diócesis de León, monseñor Cesar Bosco Vivas Róbelo, además de brindar sus condolencias a la familia de Sandor Dolmus, expresó que la esperanza en el amor de Dios no se debe de apagar, “esta esperanza no quiere decir que a nosotros no nos duelan las desgracias sucedidas a nuestros seres queridos, no quiere decir de ninguna manera que aprobemos injusticias y muertes violentes”, enfatizó el religioso.

Excarcelados participan en misa por muerte de Sandor Dolmus / José Luis González Ivania del Socorro Dolmus, de 37 años, madre del adolescente, expresó que después de un año de la muerte de su hijo, sigue sin recibir justicia.

Hasta este momento un grupo de personas permanece resguardada dentro de la catedral de León debido a que los grupos afines del Gobierno siguen asediando el templo.

Fidel Domínguez, jefe de la Policía de León, llegó a la catedral y prometió a los asistentes que los acompañarían hasta  la iglesia San Isidro, donde se celebrará otra misa en agradecimiento por la liberación de Byron Estrada y Nahiroby Olivas.