•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Comerciantes de playa Maderas, Rivas, denunciaron la mañana de este lunes, que civiles armados y encapuchados ingresaron a sus negocios, los desalojaron y se tomaron el lugar.     

Según dueños de negocios de la zona, a eso de las cinco de la mañana, llegaron dos camionetas y un camión con hombres fuertemente armados y encapuchados, ingresaron a la costa y desalojaron a los turistas y propietarios de los negocios que estaban abiertos. 

Al enterrarse de que los hombres armados amenazaron con tomarse toda la costa, los dueños de los demás negocios se hicieron presentes en el lugar y se vivió un ambiente tenso. 

Los turistas que se encontraban hospedados en la zona cuando llegaron los armados salieron alarmados ante la inusual situación.  

Según testigos, al llegar los encapuchados dijeron que habían recibido una orden y que se iban a posicionar de playa Maderas.   

La Policía llegó y se llevó a los armados / Lesber Quintero  Los comerciantes llamaron a la Policía Nacional para que tomara control de la situación, según declaraciones de lugareños a El Nuevo Diario, la Policía se reunió con los armados y logró que se retiraran del lugar. 

El jefe de la Policía de Rivas, luego de reunirse con los armados y llegó a un arreglo que abandonarían el lugar y la policía resguardó a los encapuchados hasta la salida de la costa, sin embargo, otro grupo de armados se fue en un camión y se robaron varios artículos de los establecimientos que están en la costa.

En la zona se vive un ambiente muy tenso y los comerciantes y turistas aún están alarmados y con temor que los encapuchados vuelvan a llegar.   

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) declaró a El Nuevo Diario que ya estaban al tanto de lo que estaba ocurriendo en la zona.

Entrada a Playa Maderas, Rivas / Lesber Quintero “Efectivamente, lo acabo de confirmar, un grupo de encapuchados llegaron a asaltar a los negocios y los turistas. La gente del lugar llamó a la Policía y antimotines que llegaron, pero me reportan que más bien están protegiendo a los encapuchados, diciendo que se los van a llevar para investigarlos”, escribió Lucy Valenti en un mensaje de texto enviado a El Nuevo Diario.      

Jorbin Carrillo, propietario del Restaurante Tacos Locos, explicó a El Nuevo Diario, que una de las camionetas en las que llegaron los armados  estuvo el pasado sábado en las costas y que en dicho vehículo se movilizaban cinco personas.

“Los hombres que llegaron armados y encapuchados no dejaban entrar a nadie y esto es un golpe económico para los negocios de la zona porque viene a espantar el turismo y crear zozobra para las tiendas de surf y restaurantes  de la zona", explicó.