• Siuna, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Cuatro días desaparecidos llevan cuatro jóvenes que fueron sacados bajo engaños de sus viviendas en Bluefields, Caribe Sur de Nicaragua.

Karen Morice, madre del menor Keyshawn Jamal Campbell Morice, de 15 años, uno de los desaparecidos, aseguró que su hijo viajó la noche del jueves al departamento de León, para participar en un supuesto partido de fútbol, “el día jueves a las 8:45 PM, mi hijo vino de la reunión de fútbol que hacen en la casa de cultura, vino con su supuesto entrenador”, relató consternada la progenitora.

Lea: Marcan siglas del FSLN a manifestante secuestrado por parapolicías

La desesperada madre relató que su hijo tomó tres chaquetas, un par de tenis, un pantalón y su celular. Asimismo, asegura que siempre la ha llamado cuando sale a este tipo de actividades, pero que en esta ocasión no ha tenido ni una comunicación con él.

Morice y las otras madres cuyos hijos salieron al mismo viaje se han dado a la tarea de investigar por cuenta propia y en su caso afirma: “me dijeron que a mi hijo lo habían secuestrado”.

“Las otras madres fueron donde los dueños del bus, que supuestamente abordaron, ellos no tenían dinero para montarse y dicen que el hombre que iba con ellos sacó un cuchillo y amenazó al chofer y le dijo que los llevara y se bajaron antes de llegar a Juigalpa”, comentó.

De interés: Secuestros y muertes: la historia no contada tras el intento de ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela

Dora Isabel Rodríguez Mendoza, madre de José Jonael Vargas Rodríguez, de 16 años, otro de los adolescentes desaparecidos, aseguró que el jueves 13, a las 7:40 de la noche su hijo le pidió permiso para ir a comprar un frito, desde ese entonces no sabe nada más de él.

Keyshawn Jamal Campbell Morice, de 15 años. Foto: Cortesía/END

Asimismo, con gestos de angustias afirmó que ella se enteró de que su hijo viajó fuera de Bluefields hasta el sábado, pues lo esperó toda la noche del jueves y el viernes lo buscó por toda la ciudad, en la Policía, en el hospital, pero no logró encontrarlo.

“Me di cuenta el viernes a las 10 de la noche que mi hijo iba viajando con un tal Jason Peralta”, manifestó la señora Rodríguez Mendoza y apuntó que uno de los testigos oculares dijo que los muchachos iban viajando rumbo a Costa Rica, con la promesa de que iban a trabajar y que en el país vecino se gana bien.

Además: Cuba se esfuerza por retorno de médicos secuestrados en Kenia

Al realizar las investigaciones en el registro del transporte no aparecen los nombres de los desaparecidos, pero al mostrar la foto de su hijo, el busero le confirmó que sí viajaron en compañía de un hombre, al del bus le dijeron que ellos eran de un equipo de fútbol de Managua, que se habían quedado sin dinero y que les hiciera el favor de llevarlos hasta allá y que a cambio le iban a pagar con un celular, luego se bajaron en una comunidad llamada El Triunfo, en Chontales.

Las madres identificaron al sujeto Jason Peralta de ser la persona que se presentó a la casa de Keyshawn Jamal Campbell Morice con la intención de obtener la firma de la madre para ir a un encuentro de fútbol. Se conoció que hace pocos meses había salido de prisión por distintos delitos, las madres interpusieron las denuncias en la delegación Policial de Bluefields, donde se están haciendo las respectivas averiguaciones.