•  |
  •  |
  • END

La directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, prometió a la ciudadanía nicaragüense mantener la beligerancia con que esa institución actuó durante 2007 en el combate contra el narcotráfico y otros delitos.

“Vamos a mantener la beligerancia no sólo con el asunto del narcotráfico. Creo que la Policía ha dejado en evidencia, cómo hemos estado, donde ha estado el pueblo. Seguiremos combatiendo el crimen organizado y la delincuencia común”, afirmó la jefa policial la tarde de ayer, durante la tradicional Procesión de los Varones, que cada primero de enero celebra la feligresía católica en Managua.

Granera dijo que en 2008 la Policía procurará brindar un mejor servicio a la población, y mejorar los niveles de seguridad en el país.

“Deseamos un año 2008 mejor que los anteriores, y reiteramos nuestro compromiso como institución de trabajar sin escatimar esfuerzos para mejorar los niveles de seguridad de todos los y las nicaragüenses”, dijo.


Policía seguirá “de la mano” con los CPC
Granera también aseguró que en este nuevo año continuará trabajando en coordinación con los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) en la ejecución de planes de seguridad en los barrios, porque como “cualquier expresión organizada de la comunidad”, pueden colaborar con la Policía.

“Nosotros hemos reiterado en múltiples ocasiones que el modelo policial de Nicaragua es un modelo de trabajo desde la comunidad, por la comunidad y para la comunidad. Cualquier expresión organizada de la comunidad que se sume al esfuerzo de la seguridad de todos, trabajará con nosotros”, aseveró, aunque sostuvo que la Policía es un órgano independiente.

“La Policía es la Policía. Nuestro vínculo es con la comunidad, con todas las expresiones organizadas de la comunidad. Como institución la Policía Nacional es única, es una sola, tenemos una ley, una carrera, un mando único”, dijo.

Algunos sectores políticos y de la sociedad civil han criticado duramente la relación que existe entre los CPC creados en el seno del partido Frente Sandinista, y la Policía Nacional, ya que según ellos, es la más clara evidencia de que el presidente Daniel Ortega pretende comprometer a la institución policial bajo los lineamientos de dicha organización política.