• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Francisco Javier Jiménez Rayo, un joven de 21 años, fue acusado de robo agravado y portación ilegal de armas por participar en una protesta contra el Gobierno.

Es uno de los últimos manifestantes que deberían ser liberados este martes, al cumplirse el plazo de 90 días para la salida de los opositores encarcelados, según el acuerdo firmado el 20 de marzo pasado por el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).

“Él está ubicado en la galería número 5, celda 31. Está enfermo, tiene muchas ronchas en el cuerpo y padece también afectaciones en el hígado y los riñones”, afirmó su madre, Leslie Rayo.

“Existen todavía 86 personas que las tenemos en una lista con nombres y apellidos, que la hemos entregado a la Cruz Roja Internacional. Todavía permanecen en las ergástulas de este régimen, en consecuencia, esas 86 personas tienen que salir antes de la medianoche de este 18 de junio”, dijo Carlos Tünnermann, del equipo negociador de la Alianza Cívica.

Resaltó que la “liberación definitiva” de estos presos de conciencia significa el cierre de las acusaciones legales contra quienes han sido acusados de terrorismo y otros delitos.

La Alianza Cívica exige la liberación de todos los detenidos. Isidro Hernández/END

Un total de 620 personas han sido liberadas desde que se iniciaron las negociaciones entre el Gobierno y la oposición en febrero pasado.

Garantes deben presionar

Azahalea Solís, también integrante de la Alianza, anunció que este martes por la tarde sostendrán una reunión con los testigos y garantes de la mesa de negociación, el nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag y Luis Ángel Rosadilla, emisario de la Organización de Estados Americanos (OEA), para que les expliquen de qué manera ellos garantizarán el cumplimiento definitivo del acuerdo de liberación de todos los manifestantes presos.

“El día de mañana (martes) se va a demandar a los garantes cuáles son los procedimientos que ellos van a establecer para el cumplimiento de este acuerdo”, dijo Solís este lunes.

Comentó que si el Gobierno no cumple el compromiso adquirido, el miércoles darían a conocer las acciones que hará esta organización.

Por lo pronto, dijo, la vuelta a la mesa de negociación con el Gobierno está descartada.

José Adán Aguerri, también negociador de la Alianza, declaró que las próximas medidas a tomar estarán determinadas por lo que haga el Gobierno. “Queremos entender que hay una fecha tope que se cumple mañana (este martes) a medianoche y sobre eso tomar una decisión posteriormente”, señaló.

Daniel Esquivel, del Comité Pro Liberación de Presos Políticos, declaró que las personas que están en la cárcel deben ser liberadas, independientemente que exista o no una Ley de Amnistía.

“Hay compañeros que están en el extranjero, en Estados Unidos, denunciando, exponiendo nuestra situación. Todos los reos son importantes, no hay uno más valioso que otro, nosotros vamos a buscar su liberación, vamos a buscar la justicia, la verdad, la reparación y no repetición”, advirtió.

Dijo que el comité seguirá trabajando porque saben que hay daños físicos, síquicos y hasta patrimoniales.

El excarcelado Medardo Mairena expresó que si no liberan a todos los reos, seguirán en la lucha y en su momento darán a conocer las acciones que van a tomar.

Denis Darce, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) hizo un llamado al Gobierno a que cumpla con todos los acuerdos y deje de amenazar e intimidar a la población, incluso a las personas que han sido liberadas.