•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Margine Blandón, madre del manifestante opositor, Jaime Enrique Navarrete Blandón, excarcelado el pasado martes 11 de junio, denunció que su hijo es víctima de asedio constante por parapolicías y policías.

"Ayer (lunes) llegaron a la casa y la marcaron con color azul", denunció la mamá del manifestante, quien fue sentenciado a 22 años de prisión por la muerte del empleado de la Alcaldía de Managua, Ariel Ignacio Vivas, quien murió hace un año en condiciones aún no esclarecidas, en el barrio Liberia en Managua, durante la llamada “operación limpieza” hecha por policías y parapolicías.

Jaime Navarrete salió de la cárcel hace una semana bajo la polémica Ley de Amnistía  aprobada el 8 de junio por la Asamblea Nacional.

Margine Blandón, relató que desde que su hijo salió de prisión, agentes policiales y civiles en motocicletas lo asedian constantemente.

"La Policía pone patrullas frente a la casa a cualquier hora del día e igual cosa hacen los motorizados (parapolicías), denunció Margine Blandón.

Manifestantes excarcelados la semana pasada / Isidro Hernández Margine Blandón, igualmente reveló que su nuera, Ivonne Nicole Navarrete, de 34 años, quien es ciudadana estadounidense, tuvo que salir huyendo de Nicaragua debido a que estaba siendo asediada por parapolicías.

"Ella (Ivonne Navarrete) tuvo que salir de Nicaragua el último domingo de mayo (26 de mayo) porque los parapolicías le dieron 72 horas para abandonar el país", relató vía telefónica  Margine Blandón.

Antes, Ivonne Navarrete antes de salir del país, fue citada a la Dirección de Migración y Extranjería, donde pagó un poco más de 3,000 córdobas para regular su situación migratoria, sin embargo solo le dieron cinco días para salir del país. 

Los hechos por los cuales Jaime Navarrete Blandón fue sentenciado a 22 años de prisión acontecieron el 12 de julio del 2018.