• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Una delegación integrada por miembros de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), participarán la semana próxima en la cuadragésima novena Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

De acuerdo con José Adán Aguerri, miembro de la Alianza Cívica, la delegación estará siendo parte de una serie de foros que se realizarán paralelamente a la reunión de cancilleres de la OEA, prevista a desarrollarse en la ciudad colombiana de Medellín, a partir del próximo miércoles 26 de junio.

“En el caso de la Alianza estará participando Azahalea Solís en uno de estos foros, estará participando también Juan Sebastián Chamorro en otro de los foros, también habrá presencia del movimiento estudiantil”, declaró Aguerri.

El 27 de mayo pasado, la OEA a través de su secretario general, Luis Almagro, oficializó que tanto la crisis nicaragüense como la venezolana serán temas de “agenda urgente” en la reunión de cancilleres del organismo continental.

En esa ocasión Almagro reitero que aspectos tales como la democratización, restablecimiento de las garantías constitucionales y de justicia son asuntos cruciales que deben ser resueltos en Nicaragua.

Al respecto Aguerri manifestó que la participación de la oposición en la reunión de la OEA, permitirá que el tema de Nicaragua continúe en la agenda internacional, que se continúe demandando el retorno de organismos de derechos humanos y que además pueda salir un pronunciamiento de apoyo que abogue por una salida democrática a la crisis.

“Que podamos también tener el respaldo en los temas de fondo como son las elecciones anticipadas, el tema de la reforma electoral, la restitución de las libertades cívicas, así que esa es la expectativa que tenemos que al menos el tema de Nicaragua esté en agenda y que salga un pronunciamiento de apoyo a todas estas demandas”, mencionó Aguerri.

Consultado sobre si cabría la posibilidad de que en esta Asamblea de la OEA se pudiera continuar el proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, el directivo empresarial señaló que es poco probable que esto ocurra, ya que según el reglamento del organismo esta solo puede darse mediante una reunión extraordinaria de cancilleres y la que se celebrará en Medellín la semana próxima será un encuentro ordinario.

La aplicación de la Carta Democrática comenzó a ser considerada por el organismo continental el 12 de diciembre del año pasado, basándose en el artículo 20 de este instrumento jurídico, y tomando también como referencia la grave crisis que atraviesa el país desde el 18 de abril de 2018 y que ha dejado 326 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); además de un millar de heridos y más de 60,000 nicaragüenses exiliados.