• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos anunció hoy sanciones contra Gustavo Eduardo Porras Cortés, Orlando Castillo Castillo, Sonia Castro González y Óscar Salvador Mojica Obregón.

Sonia Castro González y Gustavo Eduardo Porras Cortés son los primeros funcionarios nicaragüenses en ser sancionados con la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua de 2018 (NHRAA), mejor conocida como Nica Act.

El Nuevo Diario comparte las razones por las que el Departamento del Tesoro sancionó a los cuatro funcionarios del Gobierno de Nicaragua.

Según el Departamento del Tesoro, Gustavo Eduardo Porras, fue sancionado por ser un funcionario actual del Gobierno de Nicaragua y el Presidente de la Asamblea Nacional, que a su juicio es “una entidad que ha promulgado acciones o políticas importantes que socavan los procesos o instituciones democráticas en Nicaragua”.Sonia Castro, ministra de Salud / Archivo

Porras Además es señalado por Estados Unidos de ser “el operador político más importante del presidente (Daniel) Ortega” y ejercer un control significativo sobre el Instituto de Seguridad Social (INSS) y el Ministerio de Salud (Minsa) con la aprobación de la vicepresidenta Rosario Murillo, quien fue sancionada el 27 de noviembre de 2018 por la OFAC.

De acuerdo con el comunicado del Departamento del Tesoro, la Asamblea Nacional de Nicaragua, promulgó una Ley de Amnistía que perdona a los policías y excombatientes de la policía que participaron en la violenta represión contra los manifestantes, que incluyó asesinatos.

Además señalan a la Asamblea Nacional dirigida por Porras de cancelar la personería jurídica a nueve organizaciones de derechos humanos.

En el comunicado emitido por la OFAC se señala a Sonia Castro por dirigir el Ministerio de Salud, una entidad que a su juicio ha cometido violaciones significativas de los derechos humanos contra personas relacionadas con las protestas que comenzaron el 18 de abril de 2018 en Nicaragua.

“El Ministerio de Salud rechazó el tratamiento a las víctimas de la represión violenta del régimen, lo que exacerbó las lesiones e incluso condujo a la muerte debido a la falta de atención médica. El personal del hospital recibió órdenes de denunciar a los manifestantes permitiendo que los parapolicías los sacaran de los hospitales, lo que provocó desapariciones forzadas. El Ministerio de Salud amenazó a los trabajadores de la salud y despidió a cientos de personal médico que trató a los manifestantes”, explica el comunicado del Tesoro estadounidense.

Orlando Castillo Castillo, presidente de Telcor / Archivo

En el caso del presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), Orlando José Castillo Castillo, el comunicado explica que fue sancionado por dirigir una entidad cuyos miembros amenazan la paz, la seguridad o la estabilidad de Nicaragua. “El Presidente (Daniel) Ortega y Castillo han utilizado Telcor para silenciar a los medios independientes, incluida la organización de noticias 100% Noticias”, expresa.

A Óscar Salvador Mojica Obregón, actual Ministro de Transporte e Infraestructura (MTI), se le señala de promover una estrategia de “exilio, cárcel o muerte, para silenciar a la oposición, una política que ha dejado cientos de muertos, miles de heridos y decenas de miles de personas encarceladas, llevadas al exilio o desplazadas internas”.

En el documento a Mojica también se le señala de administrar una parte significativa de las finanzas personales y oficiales del presidente Ortega y de la vicepresidente Murillo, incluidas las inversiones en plantaciones de café y establecimientos hoteleros.