•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras once meses de permanecer encarcelado en las celdas del Sistema Penitenciario Jorge Navarro de Tipitapa, mejor conocido como “La Modelo”,  el líder campesino Pedro Mena pudo reunirse este sábado con sus familiares y amigos de la comunidad “La Fonseca”, en Nueva Guinea.

El líder campesino fue recibido con una misa que realizaron los pobladores de esta localidad en agradecimiento por la libertad que recibió Mena el pasado 11 de junio.

En cuanto Mena pisó la comunidad La Fonseca los abrazos y palabras de aliento no se hicieron esperar. Los campesinos caminaron y portaron la bandera de Nicaragua, en un trecho de más de cinco cuadras,  hasta llegar a la iglesia católica de la comunidad, donde realizaron la misa de acción de gracias.

Pedro Mena, al igual que los demás campesinos, permaneció durante toda la homilía con la bandera de Nicaragua, otros optaron por llevar globos azul y blanco.

Caminata de campesinos junto a Pedro Mena / Cortesía

“Estoy contento de volver a ver a mi gente de La Fonseca. Fueron docenas los que me recibieron y caminaron junto a mí para llegar a la Iglesia”, dijo Mena, luego de participar de la homilía.

Según el líder campesino, durante la homilía, el diácono Teodoro Álvarez, extendió un mensaje de aliento para todos los pobladores de La Fonseca, los instó a ser piadosos y a creer en la justicia, aunque resaltó que actualmente no la hay, pero que pronto llegará.

“Ya tenía un año de no venir a La Fonseca, desde que me detuvieron y me secuestraron por 11 meses y cinco días, hasta hoy pude ver a mi familia y amigos”, afirmó Mena.

Pedro Mena fue detenido junto al líder campesino Medardo Mairena el 13 de julio de 2018, en el Aereopuerto Nacional Agusto C. Sandino, a ambos campesinos los acusaron por terrorismo, secuestro, asesinato, crimen organizado, robo agravado, daño agravado y obstrucción de servicios públicos, luego de participar en las protestas antigubernamentales iniciadas en abril 2018.

Medardo Mairena y Pedro Mena fueron declarados culpables, el 18 de febrero de este año, y sentenciados por el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, Edgar Altamirano López, a 216 y 210 años, respectivamente. Sin embargo, el pasado 11 de junio fueron liberados bajo la Ley de Amnistía.

El líder campesino de La Fonseca asegura que ahora lo que le queda en su comunidad es empezar de nuevo “desde abajo”, debido a que la lechería que tenía antes de ser detenido, está en el abandono, se le murieron 30 cabezas de ganado, que compraba y vendía a los mataderos, pero resalta que está feliz de estar con su familia y poder seguir denunciando las violaciones a los derechos humanos que se siguen cometiendo contra los campesinos.

Agregó que está claro de que el asedio en su contra continúa y seguirá presente. Mena además enunció que durante la misa notó la presencia de dos camionetas con agentes antidisturbios que circulaban por el lugar y que dos personas de civil estaban alertas, pero “gracias a Dios todo estuvo y terminó pacíficamente”, aseveró.