•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A lo largo de los últimos seis meses, Rodrigo Alemán Cerpas junto a un par de compañeros se ha esforzado para concretar la idea surgida en su salón de clases: comercializar dulces para personas diabéticas.

El proyecto consiste en la elaboración de cajetas típicas bajas en azúcar, cuya presentación de colores y texturas es la de los símbolos representativos de Nicaragua, tales como la flor de sacuanjoche, el guardabarranco o el croquis del mapa del país; los productos buscan venderlos bajo la marca Nica & RO S.A.

Martín Guevara Cano, rector de la Universidad Americana. Jorge Ortega/END

“Hemos reemplazado el azúcar tradicional por esplenda”, señaló Alemán Cerpas y  explicó que para la elaboración de estos productos han establecido contactos con ingenieros químicos que los han apoyado para tecnificar la mano de obra y conservar la tradición en la elaboración de dulces, pero con el valor agregado de estar dirigidos a quienes conviven con diabetes, ahora lo único que requieren para su implementación es financiamiento, la parte más complicada para cualquier emprendedor.

“Nuestro plan de negocios establece que cada una de estas cajetas tiene un costo que oscila entre 0.83 centavos de dólar y 2 dólares. Tenemos un portafolio de seis productos y de contar con cocinas y hornos industriales estaríamos en capacidad de producir más de 2000 al mes”, dijo Alemán Cerpas.

Enlace con inversionistas

El proyecto del joven fue uno de los seis finalistas de la XIII muestra empresarial de la Universidad Americana y que fueron presentados este sábado durante el lanzamiento del Centro de Incubación y Emprendimiento de Negocios, (CIEN).

Martín Guevara Cano, rector de la universidad, explicó que con este nuevo Centro pretende servir como de enlace para brindar a los emprendedores no solo la posibilidad de recibir asistencia técnica y en alguna medida también gestionar financiamiento.

En la UAM funcionará el Centro de Incubación y Emprendimiento de Negocios, (CIEN), el cual pretende servir de enlace para brindar a los emprendedores no solo la posibilidad de recibir asistencia técnica, sino también en alguna medida gestionar financiamiento. Archivo/END

“Nosotros lo que estamos enfocándonos es en el modelo de atención que permita orientar, apoyar, colaborar con el nacimiento de la empresa y al mismo tiempo buscando las entidades y los programas que se encargan de financiar para que puedan tener acceso nuestros estudiantes, nuestros proyectos y poder establecer esas empresas”, manifestó Guevara Cano.

Dicho financiamiento, afirmó el académico, podrían implementarse a través de alianzas con los denominados ángeles inversores que puedan otorgar fondos a los noveles empresarios.

Consultado sobre la difícil situación que enfrentan actualmente los emprendedores del país, el académico consideró que precisamente en épocas de crisis los negocios que ofrezcan valor agregado tangible o elementos innovadores son los que tienen mayores posibilidades de éxito.

“Por ejemplo, todo lo que tiene que ver con tecnología, desarrollo de aplicaciones que vengan a aportar valor agregado. Hay necesidades que no están cubiertas que tiene que ver con la organización, con los nuevos modelos que se están generando en la producción de bienes y servicios, esos creemos que deben de ser los que más chance tengan”, valoró Guevara Mena.

De acuerdo al Índice de Emprendimiento Global 2018, –que se realiza en 137 países–, Nicaragua ocupa el puesto 122. El estudio hace un análisis de las capacidades y oportunidades de cada país para desarrollar emprendimientos.