•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Mario Vargas Llosa, ganador del Premio Nobel de Literatura 2010 y presidente de la Fundación Internacional para la Libertad, denunció este lunes “una represión sistemática” en Nicaragua y demandó a la comunidad internacional ejercer "más presión" para resolver la crisis, que comenzó en abril de 2018.

"En Nicaragua se está asesinando, encarcelando y reprimiendo de una manera sistemática", denunció Vargas Llosa en el XII Foro Atlántico "Iberoamérica de cara al futuro”, que se realizó en Madrid, España.

El escritor demandó acciones internacionales que tengan mayor fuerza para resolver la crisis política que sufren Nicaragua, Cuba y Venezuela.

"En Nicaragua es importante una acción internacional que ayude a los opositores del gobierno que son, sin lugar a dudas, la mayoría del país (Nicaragua), al igual que Venezuela", dijo Vargas Llosa.

El Nobel de Literatura destacó el papel de los países que conforman la OEA para ayudar a los venezolanos.

Mario Vargas Llosa, escritor peruano. Archivo/END

"Por primera vez en la historia, las democracias de la región se han unido para apoyar a los venezolanos, así como que la OEA esté cumpliendo por primera vez su función de defender la democracia", señaló el escritor.

En la apertura del evento, además de Vargas Llosa, también participó el expresidente de España (1982-1996), el socialista Felipe González.

En el panel sobre "Casos relevantes de América Latina" estuvieron: Kitty Monterrey, presidenta del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) de Nicaragua; Guillermo Lazo, candidato a presidente de Ecuador; y Pedro Cateriano, exministro de defensa y presidente del Consejo de Ministros (Perú).

La presidenta de CxL denunció de forma breve ante los participantes del foro la grave situación de derechos humanos que atraviesa Nicaragua y destacó la enorme cantidad de líderes jóvenes que ha surgido en el país.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, también participó de forma virtual en el Foro.

Explicó que la lucha en Venezuela es por derechos fundamentales como “libertad y democracia”.

Además, advirtió que la crisis en Venezuela se puede convertir en una crisis “regional”, por lo que indicó que no se puede permitir que se “normalice”.

“La comunidad internacional será determinante en este proceso, nosotros vamos a continuar manifestándonos en las calles”, sentenció el presidente encargado de Venezuela.