•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Carlos Alberto Matus Méndez, de 19 años, hermano de la excarcelada Karla Vanessa Matus, a quien la Fiscalía acusó por el asesinato de seis miembros de una familia en el barrio Carlos Marx, en Managua, fue capturado  la tarde del  lunes.

La captura la realizaron sin orden judicial y fue ejecutada por un parapolicía encapuchado y varios agentes policiales cuando Carlos Alberto Matus estaba en su casa de habitación, en el barrio Juan Emilio Menocal, en el sector del Seminario de Fátima. 

La detención de Carlos Matus Méndez fue denunciada por Katherine  Flores, de 18 años, quien es su pareja y estaba con él en su cuarto al momento de la captura.

Por el crimen de los seis miembros de la misma familia, la Fiscalía también acusó a Amílcar Cortez, quien fue excarcelado un día después (el 12 de junio) bajo una polémica Ley de Amnistía aprobada por la bancada sandinista en el Parlamento.

La captura

Katherine Flores dijo vía telefónica que a la casa donde ellos viven con la familia materna de Carlos Alberto Matus ingresaron cuatro policías y un parapolicía encapuchado, quienes después de registrar la casa, se llevaron preso a  Carlos Alberto Matus.

Karla Vanessa Matus, excarcelada. Archivo/Nayira Valenzuela/END

“Carlos Alberto (Matus) le dijo al parapolicía que por favor no lo esposara por la familia, pero el encapuchado le respondió que él no tenía por qué darle órdenes, porque él hacía lo que él quería”, relató  vía telefónica Katherine Flores.

Cuando Carlos Alberto Matus era subido a la patrulla, los padres del joven apresado gritaron: “Sánchez no nos haga esto”, en referencia al jefe del sector, Néstor Sánchez.

El jefe de sector es un agente policial que tiene como principal función ejercer control absoluto sobre lo que sucede en la zona del barrio que tiene asignada.

Desde las 12:40 p.m. hasta las 5:30 p.m., Teresa Méndez, madre de Carlos Matus Méndez, en compañía del abogado Maynor Curtis, le buscaron de manera infructuosa en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) y el Distrito II de Policía, pero en ambos lugares lo negaron.

La semana recién pasada, la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció el secuestro o  la captura  ilegal  de al menos 19 manifestantes  en distintas  partes del territorio  nacional a manos de policías y parapolicías.