•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La detención de la excónsul de Nicaragua en México, Namibia del Socorro Fuentes González, quien viajaba con tres cubanos indocumentados en México, ha provocado fuertes reacciones del sector empresarial del estado de Chiapas, quien solicitaron a las autoridades “un castigo ejemplar”.

La prensa mexicana ha destacado que Arturo Marí Domínguez, del Consejo Coordinador Empresarial de Chiapas (CCE), pidió al Gobierno una “resolución pronta y expedita” sobre el caso, pues considera que de quedar impune, México sentará un mal precedente.

“Esos individuos deben estar sujetos a la aplicación de la ley (…). El tema internacional tiene un tratamiento especial, pero si se cometió un delito, pues tiene que pagar (conforme) a la ley”, afirmó Domínguez al diario El Heraldo de Oaxaca, quien destacó a su vez, que la administración pública de ese país hace esfuerzos para restablecer el estado de derecho en las fronteras.

El representante empresarial descartó que la actuación de Fuentes González, quien hasta febrero de este año fungía como cónsul de Nicaragua en Tapachula, Estado de Chiapas, México, afecte las relaciones de ambos países.

Sin embargo, Domínguez fue categórico al señalar que las autoridades no deben pasar por alto este episodio.

El incidente al que hace referencia ocurrió el domingo, cuando Fuentes González fue sorprendida en los límites entre Oaxaca y Chiapas  transportando a tres cubanos indocumentados en un vehículo con placas diplomáticas.

El Instituto Nacional de Migración de México emitió un comunicado precisando que al ser abordada por agentes de Migración, Fuentes González se identificó como cónsul de Nicaragua y presentó una visa diplomática que había expirado hace 2 años.

Analizarlo con seriedad

Este lunes las autoridades nicaragüenses, a través del Ministerio de Gobernación, informaron que Fuentes fue separada del cargo oficialmente el 6 de febrero de 2019, según el Acuerdo 10-2019 del Ministerio de Relaciones Exteriores, publicado en La Gaceta del 12 de marzo. El cargo lo ocupa ahora la cónsul honoraria en Tapachula, María de los Ángeles Blandón.

“Es de tomar todas las salvedades en el asunto, pero con mucha seriedad. Creo que sí es un tema a revisar, pero no creo que sea algo que ponga en riesgo toda la relación de un país por la acción de una persona”, opinó Domínguez.

El medio en su portal electrónico enfatizó que Domínguez exhortó a los diplomáticos de otros países que cumplen encomiendas en México, particularmente a quienes radican en Chiapas, a conducirse con rectitud en todo momento.

El Nuevo Diario buscó este martes a familiares de Fuentes González, pero no fue posible conocer su versión. En la vivienda donde esta habitaba, en Managua, no la encontramos al momento de nuestra visita ningún familiar.

Una mujer que se identificó como asistente del hogar, quien omitió su nombre, explicó que la madre y hermanos de Namibia no se encontraban en el inmueble y no tenían hora precisa de llegada.

Al solicitarle un número telefónico al que se pudiera contactar a algún miembro de la familia, respondió que no podía hacerlo, porque no estaba autorizada.

Vecinos de la exfuncionaria consultados por El Nuevo Diario se mostraron sorprendidos por su  situación y explicaron que ella se caracteriza por ser afable.

Dijeron que al prestar sus servicios en la Cancillería, dejaron de verla porque se trasladó a México.