• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La abogada Claudia Mojica, de Carazo, denunció el allanamiento “ilegal” que ejecutó la Policía Nacional y civiles armados en su casa, el pasado miércoles en horas de la tarde.

Mojica declaró a El Nuevo Diario que unos 7 agentes de la Policía se presentaron hasta su vivienda con lo que, según ellos, era una “orden de allanamiento”.

“La oficial me presentó el oficio y, supuestamente, era una orden judicial. Les demandé que me dejaran leer el oficio, pero me lo mostraron tan rápidamente que solo logré leer que decía delito de secuestro, no pude leer nada más, no supe si eso me lo imputaban a mí, nada”, denunció Mojica.

Los agentes y civiles armados, según el testimonio de la abogada, se trasladaban en la patrulla policial 660, de Carazo, y una camioneta Hilux blanca. Además, revisaron toda la casa y pusieron en marcha la técnica canina, pero no dieron explicaciones sobre qué buscaban en la propiedad.

La abogada explicó que los policías intentaron requisarla y ponerla contra la pared de su casa, además de querer quitarle su celular, cuando intentó grabar el allanamiento; aseveró que conocer sus derechos evitó que cometieran esas arbitrariedades en su contra.

“Intenté tomar video y una oficial me exigía que le diera mi celular, pero no se lo di, todo lo contrario, le cuestioné por qué me lo pedía, entonces, desistió de querer quitármelo”, afirmó Mojica.

Inconsistencia

La abogada criticó que los agentes, al culminar el allanamiento, dejaran un acta en la que se lee “negativo de tenencia de estupefacientes”, pues considera que es ilógico que en el oficio que le presentaron para allanar se coloque delito de secuestro, y en el acta ellos hayan confirmado que lo que hicieron fue buscar “estupefacientes”.

“Presumo que esa acta judicial era falsa, únicamente, la usaron para que los dejara entrar”, dijo la defensora legal.

Mojica calificó el acto policial como “una violación” a su domicilio y represalia en su contra por denunciar violaciones a derechos humanos.

Asimismo, indicó que “interpondrá denuncia ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), para sentar precedente. No lo haré en la Policía porque sabemos cómo está el sistema policial y no creo que vaya a pasar nada”.