• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) exigieron este jueves al Gobierno de Nicaragua, que permita el reingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cumplir con un diálogo efectivo y adelantar las elecciones.

La secretaria asistente del Departamento de Estado de EE. UU. para el Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, denunció que en Nicaragua hubo una alteración al orden democrático, por tanto, pidió a las delegaciones de la OEA actuar para defender y restaurar la democracia.

“Es evidente que en Nicaragua ha habido una alteración al orden democrático, debemos cumplir la Carta Democrática. Debemos reconocer esta realidad, debemos actuar para defender y restaurar la democracia”, expresó Breier.

La delegada estadounidense para la 49 Asamblea General de la OEA en Medillín, Colombia, dijo que corresponde a todos los países responder a las demandas del pueblo de Nicaragua para una reforma democrática significativa y que las fuerzas leales al Gobierno rindan cuentas por sus abusos y violaciones a los derechos humanos.

EE. UU. apoya los derechos humanos y la gobernanza democrática en Nicaragua para que implemente las recomendaciones hechas por la CIDH y permitir que los mecanismos de monitoreo de la OEA regresen a Nicaragua.

“Nicaragua ha desperdiciado numerosas oportunidades para tener un tipo de diálogo incluyente y honesto que (como) exige nuestra carta. Buscamos lo que queremos para nuestros pueblos todas las naciones de la OEA, un regreso al orden democrático, elecciones libres y justas, con observación internacional creíble y respeto a los derechos humanos”, apuntó.

Antes de su ponencia en la Asamblea General, Breier tuvo un encuentro con representantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), posteriormente tuiteó con una fotografía junto a los representantes que están en Colombia, que “EE. UU. apoya totalmente a la @AlianzaCivicaNi, que representa los intereses del pueblo nicaragüense que claman por la libertad, justicia, democracia y el cambio. Instamos al régimen de Ortega a cumplir todos sus compromisos para restablecer un diálogo creíble”.

Lucía Pineda conversó con periodistas acreditados para cubrir la Asamblea General de la OEA.  Tomado Twitter- Race an Equality / END

No confundir con amnistía

Breier manifestó que no hay que dejarse confundir con el modelo de amnistía que aprobó la Asamblea Nacional de Nicaragua en junio, “porque docenas permanecen en prisión, quienes no pueden ejercer sus derechos y libertades fundamentales”.

“Rechazamos una amnistía general que prohíbe los derechos humanos y las libertades fundamentales. La negación del Gobierno de tomar acciones para hacer reformas democráticas significativas ha demostrado mala fe sin lugar a dudas”, aseveró.

Breier señaló que a pesar de que el Gobierno de Nicaragua dice lo contrario, se conoce la verdad.

“Ortega ha convertido a Nicaragua en un Estado controlado totalmente por él. Debemos considerar lo que pide la Carta Democrática cuando enfrentamos una interrupción del orden democrático de un Estado miembro, hay que tomar acciones concretas para que el Gobierno de Nicaragua rinda cuentas, estos esfuerzos demostrarán que la OEA respalda su palabras con acciones”, puntualizó.

Durante la sesión plenaria de la Asamblea General de la OEA, Nicaragua pidió que su crisis saliera de la agenda de este evento, pero se quedó sin respaldo.

Plenario de discusión de la 49 Asamblea General de la OEA en Medellín, Colombia. Tomado del sitio oficial OEA./END

Canadá impulsa diálogo

El representante de Canadá en la Asamblea General, Robert Oliphant, dijo que su delegación va a contribuir a la creación de condiciones que garanticen un proceso de diálogo nacional incluyente.

“Instamos a Nicaragua a que restaure el acceso total a los mecanismos de monitoreo de derechos humanos, incluyendo el de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (Oacnudh) y la CIDH”, señaló Oliphant.

El Salvador: actuar con urgencia

La canciller de El Salvador, Alexandra Hill Tinoco, quien asumió este mes el cargo con el mandato de Nayib Bukele, se mostró muy preocupada por la crisis de Nicaragua, al afirmar que es importante que los países de este organismo redoblen esfuerzos para el cumplimiento de los compromisos alcanzados entre el Gobierno y la oposición nicaragüense.

“No nos olvidemos que cada día que pasa, exponemos a nuestros hermanos nicaragüenses a diversas violaciones de sus derechos fundamentales. Igualmente consideramos indispensable la continuidad del trabajo de la CIDH y de sus legítimos mecanismos de monitoreo en Nicaragua con todas las garantías necesarias para el respeto de su trabajo”, expresó la representante de El Salvador.

Argentina contra Ley de Amnistía

La delegación de Argentina también expresó su preocupación por la Ley de Amnistía que se publicó el 10 de junio en La Gaceta, Diario Oficial.

El representante de Argentina dijo que la ley “no cumple con la resolución aprobada por el Consejo Permanente el 21 de mayo pasado, que requería al Gobierno de Nicaragua la liberación incondicional de todos los presos, antes del 18 de junio de 2019.

Argentina solicitó también al Gobierno de Nicaragua que permita el reingreso de los mecanismo de monitoreo de derechos humanos y pidió a los países de la OEA avanzar con la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

Diálogo sin instrumentalizar

Entre tanto, la delegación de Brasil invitó al Gobierno de Nicaragua a participar de buena fe en el diálogo, “sin buscar instrumentalizar las negociaciones con objetivos oscuros”.

Brasil dijo estar preocupado que un país como Nicaragua siga un camino igual que Venezuela, en detrimento de la prosperidad y el bienestar de su pueblo.

“Vemos que es legítimo seguir las demandas de la ciudadanía nicaragüense, trabajar para el retorno de los mecanismos de la CIDH y las reformas que permitan elecciones libres, justas y transparentes en el menor plazo posible”, señaló el representante brasileño.

Asimismo, la delegación de Ecuador expresó que la crisis de Nicaragua se inscribe para la aplicación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

“A nuestro juicio, la aplicación de la Carta Democrática no entraña un mecanismo forzoso de imposición de sanciones, más bien constituye un intento de solución dialogada a la crisis, que por sus características, gravedad e instrumentos aplicables, debe reflejarse un pronunciamiento contundente para el bien del pueblo nicaragüense”, señaló la delegación ecuatoriana.

Mientras, la delegación de Chile dijo que insistirá en la liberación de los manifestantes presos, el restablecimiento de los derechos humanos y en la necesidad de reformas electorales en Nicaragua.

Chile aseguró que trabajará en la implementación de los mecanismos diplomáticos que ofrece el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

“Valoramos las acciones de la CIDH y de sus mecanismos de seguimiento, demandamos su pronto retorno a Nicaragua”, puntualizó.