• Managua, Nicaragua, Medellín, Colombia |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó este jueves que introdujo una solicitud de medidas provisionales ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), a favor de los integrantes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El objeto de la solicitud, según el comunicado de la CIDH, es proteger los derechos de los miembros del Cenidh y de la CPDH, porque considera que se encuentran en una “situación de extrema gravedad y urgencia de daños irreparables en Nicaragua”.

La Comisión consideró urgente la intervención oportuna de la Corte IDH, por lo cual, solicitó que las medidas provisionales que piden para los miembros del Cenidh y la CPDH, requieran al Estado de Nicaragua a adoptar las medidas necesarias para salvaguardar los derechos de los integrantes de ambas organizaciones defensoras de derechos humanos.

También solicitó que se le requiera al Estado de Nicaragua garantizar que las medidas de protección “no sean brindadas por los funcionarios de seguridad que, según los beneficiarios, estarían involucrados en los eventos de riesgo denunciados, de modo que la designación de estos se haga con la participación de los beneficiarios”.

La CIDH también pidió a la Corte IDH que en las medidas provisionales se incluyan, en consulta con los beneficiarios, Cenidh y CPDH, la reducción de los efectos de “estigmatización pública del trabajo realizado” por los miembros de ambas organizaciones.

La Comisión denunció, en su comunicado, que los integrantes del Cenidh y de la CPDH viven una “situación de extremo riesgo”, porque han sido objeto de campañas de desprestigio y estigmatización, seguimientos de parte de la Policía y personas afines al Gobierno, vigilancia a través de cámaras colocadas en locales contiguos, asedio constante de la Policía e impedimentos para que puedan realizar sus labores en lugares públicos, como juzgados, centros policiales o centros penitenciarios o negándose a recibir escritos o comunicaciones.

Omisión estatal

Carla Sequeira, directora del área de Asesoría Legal de la CPDH, lamentó que por la omisión del Gobierno de Nicaragua sobre el respeto a los derechos y labor de los defensores de derechos humanos, la CIDH haya tenido que llevar la situación que viven los integrantes de la CPDH y Cenidh hasta la Corte Interamericana.

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, agradeció la solicitud introducida por la CIDH y consideró que, una vez más “queda en evidencia que el Gobierno de Nicaragua no respeta el derecho a defender los derechos humanos”.

“Esto (la solicitud de medidas provisionales) es una muestra de que la Comisión Interamericana está alerta sobre la situación de los defensores. Es lamentable que el Gobierno no haya atendido el llamado de las medidas cautelares que nos otorgó la CIDH en el 2008, y demuestra que el Estado no ha estado anuente a respetar el derecho a defender derechos”, declaró Núñez.

Las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana, en el 2018, beneficiaron a 31 integrantes del Cenidh. Núñez explicó que el número de integrantes posteriormente fue actualizado a 33.

Lucía Pineda: “Nos querían callar y se multiplicaron las voces”

El segundo día de sesiones de la 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) mostró más la crisis política y la falta de derechos en Nicaragua, con la presencia de testigos como la periodista y ex prisionera política Lucía Pineda Ubau.

La jefa de prensa del canal 100% Noticias dijo a la Voz de América que desde su corazón "perdona" a los del Gobierno de Nicaragua que la pusieron tras las rejas durante casi 6 meses, pero indicó que seguirá "denunciando" lo que ocurre en el país.

"Nos querían callar y se multiplicaron las voces", afirmó Pineda. La periodista fue encarcelada, al igual que el director del canal, Miguel Mora, el 21 de diciembre de 2018 y liberada el 11 de junio. Dos semanas después viajó a Medellín, Colombia, para asistir a la cumbre de la OEA como expositora, pero también para dar cobertura periodística al evento.

"Feliz haciendo lo que me apasiona. Ya calentando motores en Medellín, Colombia, en reunión de la OEA (...). Nicaragua Será Libre. No pierdan la fe", escribió Pineda en su cuenta de Twitter.

El jueves conversó con periodistas acreditados para cubrir la Asamblea General de la OEA, que tiene entre sus objetivos fortalecer la democracia en la región y hacer frente a la situación que presentan países miembros del organismo como Nicaragua y Venezuela.

Este viernes, comentó, "corro el riesgo de que por estar acá hablando con ustedes me vuelvan a meter presa".

Pineda reveló que, estando encarcelada, la Policía y oficiales del sistema penitenciario del Gobierno de Nicaragua intentaron hacerla "grabar un video pidiendo perdón a (el presidente Daniel) Ortega por llamarlo dictador".

Experta recomienda fiscalía especial en Nicaragua

Explicó que las cárceles están custodiadas por "una policía fanatizada que responde a los intereses de Ortega y no de los nicaragüenses".

Expectativas

Nicaragua padece una crisis política desde las protestas iniciadas el 18 abril de 2018, cuando muchos ciudadanos salieron a las calles por las reformas a la seguridad social que resultaron impopulares.

Lucía Pineda conversó con periodistas acreditados para cubrir la Asamblea General de la OEA.  Tomada de Twitter/END

Organismos de derechos humanos dentro y fuera del país indican que más de 300 personas murieron y centenares fueron detenidos por participar en las manifestaciones.

La Asamblea General de la OEA concluirá este viernes y desde antes que iniciara ha generado gran expectativa, porque se espera que sea votada una resolución que conformaría una comisión diplomática especial de alto nivel para atender la crisis sociopolítica que vive el país y que debe presentar un informe determinante en el plazo de 90 días.

La VOA conversó con nicaragüenses sobre lo que se espera de la Asamblea de la OEA. El miembro de la opositora Alianza Cívica y presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerrí, dijo que habrá que darle tiempo a esa comisión para cumplir su trabajo en Nicaragua.

"Si esta comisión se crea es parte de un proceso, hay que entender que requiere obviamente de tiempo para que haga su trabajo, para que la comisión se siente con los diferentes actores, para que venga al país, para que pueda hacer sus valoraciones y sacar sus conclusiones", afirmó.