• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El rector de la catedral de Managua, padre Luis Herrera, destacó este sábado el valor histórico de la imagen de la Sangre de Cristo en un acto religioso en la catedral de Managua, donde pidió por la paz y por los presos y por la justicia.

Durante la misa en conmemoración de un año más desde que la venerada imagen de la Sangre de Cristo llegó a Nicaragua, Herrera manifestó que esta ocasión se debe “pedir por la paz y la justicia en el país, por aquellas personas que están desaparecidas, para que pronto regresen a sus casas, por aquellos que están encarcelados y que esperan ser liberados”.

De igual manera, el rector de la catedral de Managua enfatizó que debemos buscar una paz basada en una auténtica justicia.

IMAGEN MUY ANTIGUA

Al menos 382 años de haber llegado a Nicaragua está cumpliendo la imagen de la Sangre de Cristo, una de las imágenes más antiguas de Nicaragua, afirmó Herrera.

La imagen provino de Guatemala y se le atribuye para los años de 1850, el milagro de detener una peste de cólera en el país, según el religioso.

La actividad religiosa de este sábado en la catedral de Managua, donde se bajó la Sangre de Cristo. MAURICIO GONZÁLEZ

“Después de que se le han atribuido muchos milagros, es una imagen muy milagrosa, hay cantidad de gente con testimonios bellísimo”, apuntó.

Antes del terremoto de Managua en 1972, que destruyó casi toda la capital, la Sangre de Cristo estaba en la Basílica de San Antonio y luego fue trasladada a la comarca de Monte Tabor y posteriormente a la parroquia de Pio X y cuando se construyó la catedral, el cardenal Miguel Obando y Bravo decidió trasladarla, relató Herrera.

El sacerdote indicó que además de la Sangre de Cristo, otras imágenes muy antiguas son la del Señor de los Milagros, que está en la parroquia del barrio Unidad de Propósito. Asimismo, la imagen del Señor de la Trinidad, en Masatepe, ronda entre los 350 y 400 años de antigüedad.

La imagen está hecha de madera policromada, precisó.