• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía Nacional de Nicaragua reprimió este domingo a un grupo de personas que realizó una protesta relámpago en los alrededores de la catedral Metropolitana de Managua.

Producto de los disturbios, un joven de 18 años resultó herido por una pedrada y otro por una bala de goma que le impactó en la espalda.

En videos compartidos en vivo a través de las redes sociales se puede apreciar como un grupo de jóvenes están tomados de las manos frente a los portones de la catedral, portando banderas azul y blanco y gritando “justicia”, mientras la Policía arremete de forma violenta contra ellos.

Joven herido por la Policía de Nicaragua / Nayira Valenzuela En las imágenes se logra ver como los oficiales llegan a donde están los jóvenes y de forma violenta arrastran y capturan a una adolecente y luego empiezan a lazar piedras y bombas contra los manifestantes.

Marlen Corea, de 14 años, es la adolescente que se llevó la Policía, el joven herido hasta el momento no ha sido identificado.

El joven que recibió la pedrada, aseguró que la Policía los atacó en la entrada oeste de la catedral, en el mismo lugar se llevaron a la adolecente.

Más de 10 patrullas repletas de oficiales se encuentran en esta entrada a la catedral y otro grupo de policías están rodeando el templo.

Los dos jóvenes heridos fueron atendidos por miembros de la Cruz Roja Nicaragüense en los predios de la catedral.

Joven herido por bal de goma de la Policía en la catedral de Managua  / Mauricio González Hasta el momento los jóvenes están refugiándose en el atrio de la catedral, mientras se escuchan detonaciones, que se desconoce si son por armas de fuego o bombas.

Minutos antes que la Policía se llevara a la adolecente e hiriera al joven, los manifestantes habían denunciado que la policía les había lanzado chibolas.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica desde el 18 de abril del año pasado que ha dejado más de 300 muertos, miles heridos, cientos de detenidos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio y persecución por haber participado en las protestas antigubernamentales.