• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un piquete de protesta que hicieron unos 40 jóvenes en los predios de la Catedral de Managua, provocó este domingo un ataque de la Policía Nacional, la que disparó balas de goma y lanzó piedras a los manifestantes, causando dos heridos.

Un joven de 18 años resultó herido por una pedrada y otro por una bala de goma que le impactó en la espalda. Fueron atendidos por la Cruz Roja Nicaragüense allí mismo, pero no pudimos conocer sus nombres.

La protesta inició al mediodía al finalizar la misa dominical de las 11:00 a.m.

En videos divulgados en vivo a través de las redes sociales, se pudo apreciar a un grupo de jóvenes tomados de las manos frente a los portones de la catedral, portando banderas azul y blanco y reclamando justicia por los muertos en las protestas, y la policía arremetiendo contra ellos de forma violenta.

Los policías llegaron hasta donde estaban los jóvenes y arrastraron a algunos de ellos y capturaron a Marlen Corea, una adolescente de 14 años, la que dejaron en libertad al poco tiempo.

Los policías también lanzaron piedras y bombas lacrimógenas contra los manifestantes, lo que ocasionó que los protestantes también respondieran con piedras.

La protesta inició al mediodía al finalizar la misa dominical de las 11:00 a.m. Nayira Valenzuela/END

El joven que recibió la pedrada aseguró que la policía los atacó en la entrada oeste de la catedral, en el mismo lugar donde se llevaron a la adolescente.

Más de 10 patrullas repletas de agentes se mantenían en una de las entradas de la catedral, mientras otro grupo de policías rodeaba el templo.

Luego de la arremetida policial, los jóvenes se refugiaron por varias horas en áreas de la catedral, y se escuchaban detonaciones esporádicas.

Minutos antes que la policía se llevara a la adolescente e hiriera a los jóvenes, los manifestantes denunciaron que los agentes les habían disparado chibolas.

Uno de los manifestantes heridos. Nayira Valenzuela/END

La Catedral de Managua ha sido asediada con frecuencia por la Policía Nacional denunciaron sacerdotes, quienes han afirmado que gente de civil ha llegado a fotografiar a quienes se encuentran dentro de ese templo.