•  |
  •  |

El Superintendente de Bancos Víctor Urcuyo ya recibió la orden judicial para levantar el sigilo bancario a los ex directivos del Banco Central de Nicaragua (BCN), Eduardo Montealegre, Mario Alonso Icabalceta y Gilberto Cuadra, informó el fiscal general de la República, Julio Centeno Gómez.

Centeno explicó que Urcuyo ya tiene el oficio en sus manos y de conformidad al procedimiento establecido deberá ordenar a los bancos la información solicitada por la Fiscalía como parte de la investigación de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis).

“Como jefe supremo de la Superintendencia esperamos que ordene a todos y cada uno de los bancos el examen correspondiente, el flujo y reflujo de los movimientos y cuantas bancarias hasta el 2007”, indicó Centeno.
 
Explicó que la información que les suministre la SIB será vital a la hora de estar a cara a en un eventual juicio donde deberán de presentar las pruebas necesarias y más por tratarse de naturaleza financiera.

Informó que el próximo viernes se reunirá con las máximas autoridades de la Procuraduría General de la República, la Contraloría y la Policía Nacional para ver algunos aspectos de la investigación.

Después, agregó, se nombrará un fiscal para caso especial, como establece la ley, dijo Centeno tras reiterar que no le preocupa las críticas de quienes argumentan que se trata de una persecución, porque de haber querido hubiesen actuado antes de las elecciones lo que habría tenido repercusiones.

Es obligación nuestra investigar y actuar, dijo Centeno tras recordar que todo comenzó después de que los reportajes presentados por El Nuevo Diario, de todo lo que fue el proceso de emisión de los Cenis, la reclasificación de cartera y la subasta de los bienes provenientes de los bancos llevados a liquidación forzosa.

Montealegre ha criticado la decisión de la Fiscalía y ha reclamado porque no actúan de forma igual con los demás miembros del Consejo Directivo de la SIB pues tuvieron igual responsabilidad.

No obstante, Montealegre y Cuadra, además de ser directivos de la SIB, se beneficiaron de la subasta de los bienes en su calidad de accionistas de los bancos: Bancentro y Banpro, respectivamente.

En el caso de Montealegre, Bancentro obtuvo las mejores propiedades subastadas en la carretera a Masaya, entre éstas el Centro Banic.