• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Juzgado Noveno Distrito Penal de la capital notificó el cierre de los expedientes judiciales, donde se instruyó el juicio contra el líder campesino Medardo Mairena, quien en febrero de 2019 fue condenado a 216 años de prisión por el juez Edgard Altamirano López.

En el auto (resolución judicial) la autoridad también ordena archivar el proceso judicial para los dirigentes campesinos Pedro Mena y Silvio Pineda, a quienes el mismo judicial sentenció a 210 y 109 años de encierro, respectivamente.

A Mairena, quien participó en el primer diálogo nacional en 2018, en representación del sector campesino, la Fiscalía lo acusó por el crimen de cuatro policías y un profesor en el municipio de Morrito, Río San Juan, además, por terrorismo y obstrucción de servicios públicos, todos en carácter de autor intelectual.

Medardo Mairena, al salir de la cárcel denunció que durante su cautiverio recibió maltrato físico y sicológico.

Este jueves también fue suspendido el juicio contra los periodistas Jackson Orozco y Luis Galeano, y el comentarista Jaime Arellano, quienes trabajaban en el clausurado canal 100% Noticias, informó el abogado defensor, Julio Montenegro.

Galeano, Orozco y Arellano tenían orden de captura, emitida en diciembre del 2018 por el juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Henry Morales Olivares.

Jackson Orozco, periodista. Archivo/END

Los tres comunicadores eran acusados por separado de Lucía Pineda y Miguel Mora, cuyos expedientes siguen en el Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, a cargo de Edgard Altamirano López.

Abogados consultados por El Nuevo Diario dicen que han interpuesto decenas de recursos de reposición, porque al archivar los casos, los juicios podrían ser reactivados en cualquier momento y por eso piden a los judiciales que declaren la extinción de la acción penal, en virtud de que la Ley de Amnistía es una de las causales para declararla.

“La interposición del recurso de reposición tiene por objetivo que el juez aclare puntos contradictorios y ambiguos establecidos en los autos en que dicen aplicar la amnistía”, señaló María Oviedo, abogada de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

“Según lo que establece el artículo 130, numeral D y el artículo 72 numeral 10, los artículos 155 y 156 del CPP, lo que el juez debió emitir es una sentencia a través de auto, dictando el sobreseimiento definitivo por la aplicación de la amnistía, que es una causa de extinción penal, pero no se hizo de la manera correcta”, explicó.