• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Pese a que el 20 de mayo pasado fue beneficiado con el régimen de convivencia familiar, el exmanifestante José María Fuentes González deberá comparecer ante los tribunales de Managua el próximo 15 de julio en donde se continuará desarrollando el juicio que se sigue en su contra.

La denuncia fue hecha por su abogado defensor Roberto Fúnez, quien señaló que lo actuado está reñido con el debido proceso vigente en el país, ya que se han vencido los plazos desde que se inició la querella judicial contra su defendido.

Fuentes González originario del municipio de Altagracia, en la isla de Ometepe, fue una de las personas apresadas luego de efectuarse una manifestación que fue reprimida por las autoridades policiales de la localidad en octubre del año pasado.

“José María Fuentes fue acusado por el Ministerio Público de Rivas en octubre del 2018, específicamente acusado por hechos que ocurrieron el 7 de octubre del año pasado, y en este caso el proceso inició con la audiencia preliminar el 10 de octubre”, dijo Fúnez.

Agregó que el juez local del municipio admitió la acusación por el cargo de homicidio frustrado en contra del capitán de policía Norberto López Cortés y envió la diligencia judicial hacia Managua en donde fue radicado en juzgado noveno distrito de lo penal a cargo del juez Edgar Altamirano.

Pide sobreseimiento

Fúnez, quien es miembro de la Asociación de juristas Acción Penal, explicó que hasta ayer su defendido tenía ocho meses y 25 días sin que su caso haya sido resuelto a través de una sentencia firme, ya que cada vez que se suponía se llevaría a cabo la reanudación del caso las autoridades del penal no trasladaban a Fuentes González a los juzgados sin dar mayores explicaciones más que decir que no había sido posible llevarlo por cuestiones de transporte.

“Es el primer caso que nosotros como Acción Penal hemos descubierto en el cual el juez no está aplicando el debido proceso, se está violentando el principio de legalidad puesto que el día 2 de julio nos presentamos al juzgado y el juez Altamirano no hizo lo que la Ley le mandata como es dictar esa sentencia de sobreseimiento porque el caso ya está vencido”, argumenta Fúnez.

José María Fuentes. Jorge Ortega/END

Bajo este argumento el abogado defensor ha presentado el jueves pasado un escrito en el que pide al juez Altamirano promulgue de oficio una sentencia de sobreseimiento en beneficio de Fuentes González, argumentando para ello el artículo 134 del Código Procesal Penal de Nicaragua.

“El tiempo del proceso está vencido, ya transcurrieron ocho meses y 25 días sin que al señor Fuentes González se le haya dictado sentencia por lo tanto el último párrafo del artículo 134 del Código Procesal Penal de Nicaragua establece que el juez debe dictar una sentencia de sobreseimiento a favor del señor José María Fuentes”, señaló Fúnez.

Experimenta incertidumbre

Por su parte Fuentes González dijo que el pasado 2 de julio cuando se presentó a los juzgados lo hizo esperando encontrar una resolución de sobreseimiento a su favor, basándose en la Ley de Amnistía, Ley 996 aprobada el mes pasado y que mandata a cancelar todos los procesos judiciales en contra de manifestantes antigubernamentales.

Sin embargo, al enterarse de que juicio se ha reiniciado experimentó zozobra, ya que no tiene la certeza sobre cuál será su futuro.

“Lo único que pido es que se me disuelva totalmente las acusaciones falsas porque la verdad soy un autoconvocado y lo que han hecho ellos (las autoridades) es perjudicarme al tenerme con tal acusación, la cual es falsa, yo hasta el momento no estoy tranquilo, no ando tranquilo por las calles, ni en mi casa porque paso pensado en qué va a terminar esto”, manifestó Fuentes González.

El proceso contra el ex manifestante de Ometepe está previsto desarrollarse el 15 de julio próximo a partir de las 8:30 de la mañana en el juzgado noveno distrito penal.