• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

En los primeros seis meses de este 2019, las autoridades panameñas han devuelto a sus países de origen a un total de 2,034 extranjeros, de los cuales 531 eran nicaragüenses, según las cifras oficiales.

Panamá analiza caso por caso para definir destino de migrantes en tránsito

El más reciente informe del Servicio Nacional de Migración (SNM) detalla que en el caso de los migrantes nicaragüenses, 86 han sido deportados, otros 12 han sido expulsados y los restantes 433 regresaron a Nicaragua voluntariamente.

Los migrantes nicaragüenses se ubican en el tercer lugar entre los deportados del país canalero, según las estadísticas, solo por debajo de los cubanos y los colombianos. Archivo/END

Los datos oficiales reflejan, además, que junio es el mes en el cual se deportó a la mayor cantidad de migrantes nicas, con un total de 24.

Las estadísticas indican también que la principal razón de las deportaciones estuvo referida a que el migrante había cumplido una pena carcelaria por delito doloso en el país canalero.

La segunda razón se vinculaba a que el migrante estaba realizando una actividad lucrativa sin contar con el debido permiso; también figura el hecho de haber incurrido en conductas contra la moral y el orden público, faltas administrativas contra la Policía; haber sido deportado y volver a ingresar, y permanecer en Panamá con permisos vencidos, por mencionar algunas causas.

Desglose de datos

Los migrantes nicaragüenses se ubican en el tercer lugar entre los deportados del país canalero, según las estadísticas, solo por debajo de los cubanos y los colombianos.

Mientras que en el renglón de expulsados y de retornos voluntarios los migrantes originarios de Nicaragua son los segundos; en ambos casos solamente superados por Colombia.

De los 2,034 extranjeros deportados, el 60% son hombres (1,221) y el restante 40% mujeres (813); siendo los retornos voluntarios la medida que más aplicaron las autoridades migratorias panameñas.

Estadísticas del SNM revelan que entre 2010 y 2018 la cantidad de nicaragüenses deportados desde Panamá suma 6,431. Archivo/END

Desde 2017, las autoridades panameñas endurecieron su política migratoria, lo que incluye la promulgación del decreto presidencial 269, que entró en vigencia el 1 de junio de ese año y con el cual se redujo de 180 a 90 días el tiempo de estadía como turista dentro de territorio panameño, específicamente a extranjeros de nacionalidades nicaragüense, venezolana y colombiana.

Estadísticas del SNM revelan que entre 2010 y 2018 la cantidad de nicaragüenses deportados desde Panamá suma 6,431, y en los últimos cuatro años se han registrado más de mil expulsiones anuales de nicas.

Durante 2018 las autoridades panameñas deportaron a 1,066 migrantes nicaragüenses.