• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), pidió a los nicaragüenses orar por una paz “que integre y no que divida ni confronte”.

El cardenal Brenes ofició la Santa Eucaristía en honor a la Consagrada Imagen de la Sangre de Cristo, en la Catedral Metropolitana de Managua.

El cardenal invitó a los nicaragüenses a vivir en un ambiente penitencia.

“Debemos pedir al señor la paz. Una Paz que une y que integra, que no divide, que no confronta, ni deja odio, ni dolor. La paz que nos da el señor nos sana el corazón, no es una paz fruto de un acuerdo", insistió el cardenal.

Feligreses participan en procesión de la Sangre de Cristo / Oscar Sánchez

Al término de la misa, los feligreses iniciaron la procesión de la imagen de la Sangre de Cristo en su recorrido ya tradicional.

El recorrido inició desde catedral hacia el Ministerio de Defensa en las inmediaciones del mercado Oriental y de ahí hacia el sur hasta la rotonda Cristo Rey.

Feligreses pagan promesa a la imagen de la Sangre de Cristo  / Oscar Sánchez

Varios feligreses realizan la procesión de espaldas y con los ojos vendados en señal de pago de promesa.

Al fondo de la peregrinación se observa una patrulla policial, sin embargo hasta el momento el recorrido se ha desarrollado con tranquilidad.

La procesión ha salido con calma del costado norte de la catedral con explosiones de morteros y cohetes.

Tampoco se ha visto, por el momento, pobladores con piquetes de protestas contra el Gobierno.

La iglesia católica de Nicaragua celebra 381 años de tener la imagen de la Sangre de Cristo en Managua.

El próximo martes, la imagen será de nuevo puesta en su cúpula en la catedral de Managua.