•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Ley de Amnistía nicaragüense está redactada de manera imprecisa y carece de claridad, tanto en lo que respecta a las personas como a los delitos a los que se aplicaría, dejando a las autoridades amplias facultades de interpretación, declaró este martes la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh). 

En el boletín mensual correspondiente al mes de junio, el organismo señala que “las ambigüedades de redacción podrían beneficiar a los autores de graves violaciones a los derechos humanos, en contradicción con las normas y estándares internacionales”.

Por tal razón, Oacnudh recomienda al Gobierno de Nicaragua realizar una revisión profunda y con carácter de urgencia, de la Ley de Amnistía y la Ley de Atención Integral a las Víctimas, ambas normas jurídicas aprobadas con celeridad en el último mes por la Asamblea Nacional, controlada por diputados oficialistas.

Sugiere que la revisión se lleve a cabo mediante un proceso genuinamente participativo y que se garantice que sean plenamente compatibles con las normas y estándares aplicables en materia de derechos humanos.

El organismo señala que el artículo 3 de la Ley de Amnistía contiene una cláusula de “no repetición”, según la cual, si los beneficiarios de la amnistía vuelven a cometer los delitos señalados en la legislación, la amnistía sería revocada.

Esta disposición en concreto podría inhibir el ejercicio de la libertad de expresión y de reunión pacífica y podría emplearse para coartar el ejercicio legítimo y pacífico de esos derechos, agrega Oacnudh.

Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas,(OACNUDC9).AFP/END

Elementos evaluados

El reporte destaca como positiva la liberación de 106 manifestantes bajo la figura de la Ley de Amnistía, entre ellos líderes de las protestas y dirigentes estudiantiles, pero critica que todavía permanecen en la cárcel más de 80 manifestantes, según datos de la sociedad civil y que varios de los liberados no han recibido una sentencia de sobreseimiento y, por tanto, sus procesos judiciales permanecen abiertos, acusados de cometer delitos comunes.

Señala como un elemento preocupante que se sigue reprimiendo las voces disidentes y a defensores de derechos humanos en el país, tal como ocurrió con varios excarcelados que denunciaron acoso por parte de simpatizantes del gobierno.

Además, el 15 de junio, en Managua, mientras la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB)  celebraba una asamblea general con sus organizaciones miembros en un centro de convenciones, la policía habría desplegado a decenas de agentes en los alrededores, lo que intimidó a los participantes, menciona el boletín de Oacnudh.

El organismo de la ONU también refiere que ese mismo día, en la ciudad de León, grupos progubernamentales rodearon la catedral de León y lanzaron piedras y botellas dentro de la catedral, donde se celebraba una misa para recordar el primer aniversario del fallecimiento del monaguillo Sandor Dolmus, de 15 años, muerto en el marco de las protestas.

Un aspecto especialmente preocupante para la Oacnudh tuvo lugar el 26 de junio pasado, cuando presuntos elementos progubernamentales armados atacaran a miembros de la comunidad indígena Kamla, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

Dos días antes del ataque, miembros de la comunidad habían iniciado una protesta porque no estaban de acuerdo con los resultados de las elecciones comunales, ya que según ellos, no se habían cumplido las leyes indígenas.

“Como resultado de los ataques, la consejera municipal de Bilwi, Marcela Inés Posta Simons, que es miembro de la comunidad Kamla y defensora de los derechos humanos de los pueblos indígenas, fue presuntamente golpeada por tres elementos progubernamentales”, precisa el documento oficial.

Finalmente, Oacnudh urge al Gobierno de Nicaragua a entablar un diálogo genuino, significativo e inclusivo y a implementar los acuerdos que ha firmado, entre ellos el que se refiere a fortalecer la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades.

Presentan actualización sobre derechos humanos en Nicaragua

Este miércoles a  partir de las 6:30 hora de Nicaragua, Kate Gilmore, la alta comisionada adjunta de la ONU, presentará ante el Consejo de Derechos Humanos la primera actualización oral sobre la situación de los derechos humanos en Nicaragua.

Esta presentación brindará al Gobierno de Nicaragua la oportunidad de proporcionar información sobre las medidas adoptadas para cumplir sus obligaciones en materia de derechos humanos, informó el organismo.