•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de 100 manzanas de tierras han sido tomadas por un grupo de tomatierras armados con pistolas y escopetas en la comunidad Mayangna Sauni As, en la Reserva de Bosawás, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, denunciaron miembros de la comunidad indígena.

When Javier Hanzak, vicepresidente de dicha comunidad, aseguró que alrededor de 80 personas ingresaron al territorio indígena hace casi un mes, pero aún están entrando más y están construyendo casas.

Hanzak también indicó que las tierras ocupadas son principalmente parcelas donde los comunitarios tenían sus cultivos, entre los que están plátano, arroz, frijoles, maíz, yuca, los principales alimentos que consumen las familias de esta zona.

“Las siembras corresponden a los cultivos de todo este año”, aseveró el representante de los mayangnas.

Los colonos están destruyendo el bosque  y las fuentes de agua. Cortesía/END

Añadió que solo en plátano hay al menos cinco manzanas tomadas, cuya producción, además de alimentar a los comunitarios, les iba a generar ingresos por la venta a otras poblaciones.

Las zonas de cultivo invadidas están a media hora de las comunidades y al menos 240 familias mayangnas pueden ser perjudicadas.

Hanzak precisó que el problema de la invasión aumentó a partir de marzo de este año, cuando pequeños grupos de colonos comenzaron a invadir sus tierras e impidieron sembrar a comunitarios, pero hace tres semanas ocurrió la llegada de la ola de más de 80 personas.

“Los comunitarios no podemos llegar a los puntos tomados. Nos dijeron que no volviéramos a ese punto porque prácticamente es de ellos”, reveló el líder mayangna.

Tendrán que comprar alimentos

Los mayangnas tiene más de 30 años de utilizar la propiedad que ahora está tomada para el siembro de alimentos, afirmó Hanzak.

“Ahora van a tener que ir a comprar a otros pueblos que no abastecen, porque la gente del campo se dedica al cultivo, no a trabajar en comercio”, añadió el líder indígena y agregó que el lugar más cercano para ir a comprar alimentos es Bonanza, que queda a 15 kilómetros de las comunidades afectadas.

“¿Por qué no nos protegen? No es tarea de solo una institución, como el gobierno territorial indígena (GTI)”, expresó Hanzak.

El representante de los indígenas dijo que los tomatierras vienen de municipios, como El Tortugero, Mulukukú, Río Blanco y Nueva Guinea.

Hanzak señaló a un sujeto de apellido Pérez de encabezar la tropa armada de tomatierras.

“Hemos encontrado a colonos con escrituras públicas que abogados y notarios públicos han hecho, pero todo eso es falso, porque eso no vale en el territorio”, afirmó el representante de la comunidad indígena.

Los abogados que redactan esos documentos lo hacen desde Siuna, Rosita y Managua, reveló el líder indígena.

“También vienen diciendo que el Gobierno les dio permiso y que les está facilitando y autorizando llegar a nuestras tierras. Son cosas que están hablando, será cierto o será mentira, pero publicamos nuestra situación para que investiguen a esa gente”.  

Tensión en aumento

Gustavo Sebastián Lino, presidente del territorio Mayangna Sauni As, afirmó que demandan una verdadera seguridad jurídica y administrativa en su territorio, ya que las instituciones estatales no se han responsabilizado y denunció que del total del territorio Mayagna Sauni As, el 60% ha sido usurpado.

Explicó que su espacio está zonificado para actividades de cultivo, conservación, recarga hídrica y minería artesanal.

“Hemos agotado todas las instancias y niveles, por lo tanto, nos manifestamos para que las autoridades competentes a nivel nacional e internacional se preocupen por este asunto”, aseguró Lino.

El presidente mayangna advirtió “que las comunidades indígenas están listas para atender la situación”, ya que no toleran la discriminación, el abuso, maltrato y exterminio que están viviendo.

Las zonas de cultivo invadidas están a media hora de las comunidades. Imagen referncial/Archivo/END

“Vivimos inseguros, hoy en día mencionan la seguridad ciudadana, pero los comunitarios no pueden ir a cosechar, ni sembrar como antes”, aseveró.

Reveló que los comunitarios están optando por la autoprotección y se están organizando para controlar a los colonos.

“Vamos a usar todo con lo que contamos en el territorio”, aseguró.

Afirmó que han metido varias solicitudes para acompañamiento, pero no han recibido respuestas de las autoridades como la Policía, el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y el gobierno municipal de bonanza.